Las fuerzas armadas israelíes responsabilizaron este lunes a un grupo de manifestantes que trataba de cruzar la frontera entre Siria y las Colinas de Golán de la muerte de diez de esos manifestantes.

Según los israelíes, los palestinos lanzaron cócteles molotov que detonaron las minas antipersonales colocadas a lo largo de la frontera.

Diez de los manifestantes murieron "a consecuencia de sus propias actividades", dijo la teniente coronel Avital Libovich, portavoz del ejército israelí.

Las protestas fueron con motivo de la Guerra de los Seis Días de 1967, en la que Israel arrebató a Siria las Colinas del Golán.

Las fuerzas israelíes dijeron que sus soldados usaron gases lacrimógenos y munición viva contra "una turba iracunda".

Un grupo de manifestantes cerca del cruce fronterizo de Kuneitra lanzó cócteles molotov que detonaron varias minas colocadas en la zona, lo que provocó su explosión y consiguiente muerte de manifestantes, explicó Leibovich.