¿Se ha ganado Bachmann el corazón del Partido del Té?
1 julio 2011
04:43 PM ET

¿Se ha ganado Bachmann el corazón del Partido del Té?

Con la aparición de la legisladora Michele Bachmann de Minnesota en la campaña presidencial republicana y con Sarah Palin manteniéndose al margen, ¿empieza Bachmann a desplazar a Palin en las preferencias del Partido del Té?

Aunque la ex gobernadora de Alaska, ex candidata para la vicepresidencia y comentarista de Fox News es todavía querida por ser una conservadora inteligente, con muy buen manejo mediático y que echa fuego contra el presidente Obama y los demócratas, pareciera que el entusiasmo del Partido de Té por una campaña presidencial de Palin se ha desvanecido.

Un activista le comentó a CNN que Palin está “sobreexpuesta”, otro dijo que injustos ataques políticos la han dañado y otro afirma que las “altas contras” de Palin podrían ser demasiado para superar.

Por otro lado, activistas consideran a Bachmann mucho más “excitante”, con “buena reputación en el Partido del Té” y –quizá lo más interesante- un rostro nuevo y fresco, “listo para aprender de los ataques que sufrió Palin.

“No creo que haya un favorito en el Partido del Té”, dijo Mark Meckler, cofundador de Patriotas del Partido de Té, el grupo más grande del país del partido.

“Creo que Bachmann tiene mejor reputación en el sentido de que ella ha estado asistiendo a reuniones del Partidos del Té y hablando con sus integrantes desde el comienzo del movimiento. Aparentemente tiene principios y ha actuado consistentemente con los principios del Partido del Té. Ha sido una de las pocas integrantes de la Cámara que se han enfrentado al liderazgo cuando no cumplen con los principios del Partido del Té”.

Meckler continuó. “Creo que Palin tiene otro tipo de reputación… Me parece que su reputación sería una reputación “conservadora en general”. En ese sentido, ella ha sido alguien que ha estado dispuesta a enfrentarse al sistema tanto con demócratas como con republicanos y a hablar de los principios conservadores”.

Brendan Steinhauser, director de campañas federales y estatales de FreedomWorks, conocido promotor del Partido del Té, coincidió con ese sentimiento.

“Ambas han sido consideradas grandes voces del movimiento. A las personas como ellas les gusta por lo que luchan. Pero la pregunta es, ¿Cómo estandarte de tus valores o para lanzarse a la presidencia?”.

“Cuando le preguntas a la gente por Bachmann para la presidencia, hay gran apoyo dentro del Partido del Té. Cuando preguntas por Palin para presidenta, hay datos interesantes – aún dentro del Partido Republicano y el Partido del Té… Muchos miembros del Partido del Té dicen: bueno, realmente me gusta, pero quizá no para presidenta”.

Como anécdota, Steinhauser recordó una encuesta no oficial y totalmente casual que su grupo llevó a cabo con activistas reunidos en Washington la semana pasada. Se les pidió a los activistas gritar su apoyo a sus candidatos.

“Bachmann y el gobernador de Texas, Rick Perry, se llevaron los aplausos más fuertes. Cuando fue el turno de Palin, literalmente sólo una pareja aplaudió. Para presidenta, no consiguió muchos aplausos ni entusiasmo de la gente”.

Si es cierto que la estrella de Palin se ha apagado un poco – la de Bachmann ha subido– dentro del Partido del Té, podría explicarse por algunas crudas realidades políticas.

Billie Tucker es una líder de opinión el Partido del Té de First Coast. Este grupo, con sede en Jacksonville, Florida, cuenta con 10.000 miembros en la ciudad.

“Puede ser que Palin haya sido un poco sobreexpuesta”, comentó Tucker a CNN. “Apareció de la nada y emocionante cuando iba a ser nuestra vicepresidenta. Pero como no sucedió, regresó a la gubernatura, la dejó y se volvió comentarista”.

Aunque Tucker –y otros activistas con los que tiene contacto- está segura de que Palin es inteligente y que hizo un gran trabajo como gobernadora, se pregunta si las heridas políticas que sufrió Palin impedirían su posible candidatura.

“Creo que la izquierda la dañó. Me parece que tendría que transitar un camino más complicado”.

Lu Bosee, una conservadora activa del “9/12 Project” –afiliado al Partido del Té- de Colorado, coincidió con esa opinión. Su grupo afirma contar con “decenas de miles” de personas en el estado.

“Respecto a Sarah Palin, creo que hay variedad. Hay gente que la adora. Y hay gente que no están muy convencidos de ella”, dijo Bosse.

Bosse dijo que los medios lanzaron “crueles ataques” contra Palin y agregó: “Si tienes muchos puntos negativos, ¿cómo te vamos a ayudar a ganar a la gran masa de ciudadanos que no ponen atención a nada de esto?”.

Según activistas, también existe la noción de que aunque Palin predique apasionadamente los principios del Partido del Té, como ex gobernadora no está luchando a favor de ellos al interior del gobierno.

“Escucho mucho de la gente que le hubiera gustado ver cómo terminaría su período como gobernadora”, dijo Steinhauser. “Creo que muchos colegas dirían que dejar eso para hacer otra cosa, es dejar una gubernatura para convertirte en una estrella mediática y comentarista, lo cual no está mal… No es que no puedas llegar a la presidencia de esa manera”.

Steinhauser destacó que él y muchos activistas creen que Palin hizo un trabajo excepcional como gobernadora. Y sin embargo: “Si ella siguiera siendo gobernadora de Alaska, haciendo grandes cosas, tal vez podría señalarlo y decir: ésto es lo que está pasando el Alaska. He aquí lo que estamos haciendo. Aquí es donde estamos en el 2011. Por lo que la Sarah Palin del 2011 que gobierna Alaska hubiera sido una candidata mucho más fuerte que la actual Palin, si decide lanzarse”.

Según activistas, Bachmann es vista como alguien que está en las trincheras –luchando por las causas del Partido del Té, incluso contra sus propios líderes.

“Lo que la gente del Partido del Té respeta de Michele Bachmann es el hecho de que ella vota, por lo regular, de la manera que esperarían que votara. Ha tomado la bandera del Partido del Té… y la ha llevado al nivel del Congreso”, dijo Jenny Beth Martin, cofundadora del los Patriotas del Partido del Té.

Otros incluso vincularon a Bachmann como una especie de líder político militar – dirigiendo tropas al campo de batalla.

Tucker lo puso de esta manera: “Todos reaccionamos con Michele. Recuerda febrero marzo del año pasado, ella fue la que dijo: Regresen, los necesito. Refiriéndose a la iniciativa de ley de cobertura médica. Y lo hicimos. Respondimos a su llamado. Sabes, si piensas en ello, fue una líder llamando a sus tropas. No hemos tenido un líder haciendo un llamado a sus tropas”.

Amy Kremer, presidente del Partido del Té Express, dijo que aunque Bachmann cuenta actualmente con muchas voces a favor, eso podría cambiar.

“Hice esta pregunta hace varias semanas en mi Facebook: ¿Bachmann o Palin?”, dijo Kremer.

“Y estuvo dividido. Creo que ambas generan gran entusiasmo y emoción. Pero en este momento, lo percibes más hacia Bachmann porque ya es candidata”.

“Si Palin entrara formalmente a la contienda, todo cambiaría”.

Temas:
Secciones: Estados Unidos
soundoff (Ninguna respuesta)

Los comentarios están cerrados.