Rupert Murdoch y su hijo testifican sobre el escándalo de escuchas

El magnate estadounidense de los medios, Rupert Murdoch, y su hijo, James, testificaron este martes sobre el espionaje telefónico ante legisladores británicos.

Murdoch dijo que desconocía que los ex empleados de News Corporation, Rebekah Brooks y Les Hilton, estuvieran al tanto del espionaje telefónico que llevaba a cabo el tabloide News of the World y que no tenía indicios de que hubieran hecho nada malo.

El empresario hizo un breve comentario cuando su hijo comenzó a testificar. "Este es el día más humillante de mi vida", dijo.

El tabloide representa menos del 1% de News Corporations, la cual emplea a 53.000 personas en todo el mundo, según Murdoch.

A la pregunta del legislador Tom Watson, acerca de si News of the World cerró por los crímenes cometidos, Murdoch respondió que fue porque el diario había perdido la confianza de los lectores.

Aseguró que no hay evidencia de que las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 fueran víctimas de espionaje por parte de sus empleados.

Cuando un legislador le preguntó si se sentía responsable por el espionaje ilegal por parte de sus empleados Murdoch respondió con un simple "no".

Presionado por los legisladores, Murdoch admitió que News Corporation y el ejecutivo del futbol, Gordon Taylor, llegaron a un acuerdo fuera de la corte por una “actividad ilegal”, luego de que este denunció a News of the World por espionaje telefónico.

También dijo que le gustaría que su conglomerado de empresas sean evaluadas tras el escándalo de escuchas y durante los próximos seis o siete años. Murdoch defendió a los ejecutivos del tabloide sensacionalista desparecido al decir que no siempre eran culpables de “ceguera voluntaria” o de elegir no estar al tanto de información dañina que deberían conocer.

El editor de Wall Street Jornal es con quien Murdoch suele estar más en contacto telefónico, así como con el de Sunday Times, a quien llama los sábados, contó el magnate al negar que hubiera perdido la comunicación con los diarios que le pertenecen.

Murdoch y su hijo dan su testimonio sobre el escándalo de escuchas desatado este mes en el Reino Unido al darse a conocer que el tabloide dominical News of the World espió los teléfono de hasta 4.000 políticos, celebridades y víctimas de crímenes.

Este martes también su testimonio el ex jefe de Scotland Yard, Paul Stephenson quien renunció el domingo a su cargo, tras darse a conocer que periodistas de News of the World pagaron sobornos a policías para tener acceso a información confidencial.