España detiene a cinco sospechosos de financiar actividades terroristas
La policía española ha arrestado a más de 400 presuntos miembros de al Qaeda o colaboradores de la red terrorista desde los atentados contra los trenes de Madrid.

La Guardia Civil arrestó este martes a cinco argelinos en el norte de España acusados de dar apoyo logístico y financiero a actividades terroristas, informó en Ministerio del Interior.

Los sospechosos, de entre 36 y 49 años, supuestamente apoyaron a "grupos terroristas que operan en el área del Magreb, en Argelia, específicamente para Al-Qaeda", detalló el comunicado del ministerio.

También tienen vínculos con militantes islámicos en Italia, Francia y Suiza.

Algunos de los 150 guardias civiles que participaron en la operación hicieron arrestos simultáneos y entraron en algunas casas y lugares vinculados con los sospechosos en dos ciudades de la provincia de Guipúzcoa y dos vecindarios de Pamplona, en la región de Navarra, según el comunicado.

La Guardia Civil confiscó computadoras que serán analizadas, en un operativo supervisado por la Audiencia Nacional española.

Las autoridades españolas han manifestado su preocupación en los últimos años por las operaciones de un grupo conocido como Al-Qaeda en el Magreb Islámico, cuya base está en el norte de Africa.

La semana pasada, la Guardia Civil arrestó a un cubano en la isla de Mallorca por supuestamente reclutar y adoctrinar a otros en actividades terroristas.

Un juez lo dejó en libertad el viernes, pero deberá presentarse todos los días a la comisaría mientras las autoridades investigan la documentación que se le confiscó en el momento de su detención.

Desde los ataques contra los trenes de cercanías en Madrid en el 2004, en los que murieron más de 190 personas y hubo mil heridos, la policía ha arrestado a más de 400 sospechosos de militar o colaborar con Al-Qaeda, según el Ministerio del Interior español. La mayoría son originarios del Norte de África y el Medio Oriente, y algunos de Latinoamérica.