El Tribunal Electoral boliviano dice que los resultados de las elecciones judiciales del domingo demoraran unos días, sin embargo los opositores dicen que ganaron y el presidente Evo Morales, sostiene lo contrario.

Más de dos millones de bolivianos fueron conovocados para elegir a 56 magistrados del poder judicial.

Encuestas a boca de urna apuntan que los votos nulos y en blanco, promovidos por los adversarios del presidente Morales, superaron a los sufragios validos.

El ministro de Comunicación, Iván Canelas, destacó que los resultados permitieron "tener autoridades que representan a todos los sectores y clases sociales" y explicó que "el gobierno esperará los resultados oficiales antes de emitir otro tipo de juicios".

En una rueda de prensa, la noche del domingo, Morales, dijo: "(Estoy) convencido que con el voto del pueblo boliviano van a seguir mejorando la justicia. Seguirá este proceso de profundos cambios en lo social, en lo institucional, pero también cambios de cómo mejorar la calidad de vida de la población".