Hace semanas, Dan Wheldon se encontraba tras el volante de un nuevo prototipo para la serie IZOD de la Indicar estadounidense.

El 2 veces ganador de la carrera Indianapolis 500 nunca tuvo la oportunidad de utilizar dicho auto en una carrera, ya que el domingo perdió la vida en un aparatoso accidente en Las Vegas.

"Perdí uno de mis mejores compañeros y amigo" dijo el conductor Tony Kanaan horas después del fatal choque.

"Se que es un deporte peligroso. Se que estamos expuestos a esto al igual que en la vida normal, pero tu no piensas en ello. Hoy tenemos que pensar en ello", añadió Kannan.

Oficialmente, Wheldon murió de traumatismos en la cabeza.

De haber ganado la carrera el domingo, el británico Wheldon hubiese cobrado 5 millones de dólares.

Otros 2 pilotos involucrados en el accidente fueron dados de alta hoy.