Por Isabel Morales, CNN

Cuando Oscar González vio por primera vez en la televisión a los astronautas en la luna, supo que eso era lo que quería ser cuando fuera grande. “Le dije a mi padre que yo quería trabajar con esa gente”, y lo logró: lleva más de 30 años en la NASA.

El ingeniero González ha trabajado en más de 10 misiones, también diseño del sistema eléctrico de Cosmic Background Explorer (CoBE), que ganó el premio Nobel, al igual que asesoró a los ingenieros que diseñaron la capsula Fenix, que hace un año rescató a los 33 mineros chilenos.

González entró a trabajar a la NASA desde muy joven, cuando aun estaba en la universidad terminando ingeniería eléctrica, la NASA invitó a algunos jóvenes aplicar para algunas vacantes. “Me entrevistaron y desde ese momento he estado aquí, me salió de inmediato”, dijo González que por un tiempo trabajó en la empresa privada, pero regreso a la NASA.

Uno de los proyectos que más satisfacción le ha dado es el de CoBE, que fue ganador del premio Nobel. “Cuando nos ganamos el premio fue un gran orgullo porque haber trabajado directamente con él (científico) fue algo que uno no se imaginaba, es algo bien significativos”, dijo González quien es originario de Puerto Rico.

Otro de los proyecto del que González se enorgullece es haber participado en las recomendaciones a los ingeniero chilenos que diseñaron la capsula Fénix para el rescate de los mineros. “Entre las recomendaciones estaba que se usaran rodillos en la capsula para alisar la capsula, las mascarillas de oxigeno, que usaran las luces”, dijo.

González continuamente estuvo en contacto con los ingenieros chilenos asegurándose que el espacio que se diseñara fuera el optimo, y que el último minero pudiera salir sin problemas, aunque no hubiera quien le cerrara la puerta.

“El corazón se me quería salir, no te puedo explicar, es una cosa que hasta explicándolo se me tranca el pecho de la emoción”, dijo González,  quien aun no ha tenido la oportunidad de conocer alguno de los mineros que ayudó a rescatar. “Me encantaría conocer alguno de ellos”.

Para González la clave de su éxito se lo debe a sus padres y también al estudio “sin eso hubiera sido muy difícil”, dijo González para quien sus padres siempre lo apoyaron en los procesos creativos y en las ganas de aprende cada vez más.

“Eso es lo que yo les digo a los padres es que continúen motivando a sus hijos, la curiosidad es increíble, y que los jóvenes estudien, sino se estudia, entonces no se llega a la meta”, dijo González.

González hace parte actualmente del equipo técnico de aviónica y es residente del Goddard Space Fligth Center (GSFC) de la NASA, donde diseñan y desarrollan sistemas eléctricos solares para países en desarrollo.