(CNN) – Las autoridades de Venezuela desplegaron este jueves a sus "mejores investigadores" para encontrar a los secuestradores del receptor de las Grandes Ligas del béisbol estadounidense Wilson Ramos, informó el ministro de Justicia del país.

Aunque las autoridades venezolanas confirmaron el secuestro del beisbolista, Los Nacionales no han confirmado aún los informes. Ramos, que jugaba para los Tigres de Aragua en el invierno de la Liga de Venezuela, fue sacado de su casa en Santa Inés por cuatro hombres armados el miércoles por la noche, dijo Kathe Vilera, portavoz de los Tigres, a través de la cuenta de Twitter del equipo.

El vehículo que supuestamente habría usado en el secuestro fue encontrado en la ciudad de Bejuma, a menos de 100 kilómetros de donde Ramos fue secuestrado, dijo el ministro de Interior y Justicia venezolano, Tareck El Aissami.

"Los mejores investigadores que tenemos" trabajan en el caso, dijo.

Por su parte, su equipo en Venuela dijo en un comunicado publicado en su sitio web que "la directiva de la Fundación Tigres de Aragua encabezada por el Presidente y Gerente General  del equipo, Dr. Rafael Rodríguez Rendón, le brinda todo su apoyo y solidaridad a la familia de nuestro receptor, Wilson Ramos".

“La prudencia y la mesura tienen que ser parte importante en este momento tan difícil que pasa la familia Ramos, con el favor de Dios saldremos bien de esta situación tan complicada”, declaró el Dr. Rafael Rodríguez Rendón. "La Fundación Tigres de Aragua, su junta directiva y todos sus empleados se solidarizan con la familia Ramos, esperando que esta situación se solucione lo más pronto posible y que con el favor de Dios, Wilson Ramos, retorne con su familia nuevamente bien y sano".

Ramos, nativo de la misma ciudad de Valencia y que debutó en las mayores en el 2010, bateó en la temporada pasada para un promedio de .267, producto de 104 imparables en 387 oportunidades con Washington.

El catcher de 24 años conectó 15 jonrones, anotó 48 carreras e impulsó otras 52 en 113 juegos.