Ocupan con sacos de dormir y tiendas de campaña las calles del centro de Los Ángeles.  Pero no protestan ni hacen parte del movimiento "Ocupa". Son los seguidores de "Twilight", la película basada en las novelas fantásticas de vampiros y hombres lobo de Stephanie Meyer. Estos fanáticos harán fila durante cinco días con tal de lograr un buen sitio para ver el lunes 14 de noviembre a Edward y Bella pasear por la alfombra roja antes del preestreno mundial de "Breaking Dawn-Part 1", la nueva entrega de la saga cinematográfica.