Perú halla una nueva solución para su problema de escasez de agua
Unas redes, conocidas como "atrapa nieblas", han sido una solución efectiva a las escasez de agua en las afueras de Lima.

Por Rafael Romo, CNN

(CNN) – En las áridas tierras en las afueras de Lima una guerra contra el desierto se lleva a cabo con un arma inusual. En el lugar en el que durante años sólo tierra reseca podía verse, zonas verdes ahora han aparecido y las rosas están reemplazando algunas de las plantas espinosas del desierto.

Ahí es donde encontramos a Alejandro Peña. El hombre de 66 años es un granjero en una tierra en donde la agricultura habría sido considerada imposible hace algunos años. “Nuestra meta es hacer que estas 74 hectáreas sean verdes. Queremos volver todo verde”, dice Peña.

Él dice que el objetivo de su comunidad es tratar de llevar el verde a las montañas estériles. Los pobladores creen que han encontrado la manera de conquistar el desierto.

La “solución” ha sido instalada a sólo unos metros. Es una red rectangular que mide alrededor de 6 metros de ancha por 4 de alta. En la mañana, cuando la niebla sube a las montañas desérticas desde el océano cercano, la red la “atrapa” y la condensa, produciendo agua instantáneamente. Las llaman las “atrapa nieblas”.

Por su proximidad con el mar, esta región recibe mucha neblina durante ocho meses del año. La niebla es normalmente movida por la brisa sin producir lluvia, pero estas redes atrapan la humedad y la condensan, de ahí el nombre del invento.

Jimmy Sánchez, un ingeniero de Lima que ha estado instalando redes en varios lugares, dice que las atrapa nieblas se han convertido en importantes fuentes de agua para las personas que viven las montañas estériles afuera de Lima. “Estas redes producen de tres a cinco litros de agua al día. Eso es suficiente agua para cuatro o cinco árboles”, dice Sánchez.

En la comunidad de Villa María del Triunfo, justo afuera de la capital, las nuevas atrapa nieblas han estado refrescando a los residentes como Noé Neira, que es también líder comunitario. “Durante el verano usamos el agua de la reserva para mantener vivas a las plantas. Nuestro objetivo es eventualmente sembrar árboles que podamos exportar”, dice Neira.

Las atrapa nieblas también han sido instaladas en el área conocida como Costa Verde. Las colinas junto al Océano Pacífico solían ser un lugar desolado en donde nada crecía. Gracias al agua recogida por las redes, algunos árboles pequeños y arbustos han sido plantados y parecen estar creciendo. El nombre de Costa Verde finalmente parece ser el apropiado en este lugar.

La meta de Peruanos Sin Agua, una organización no gubernamental que ha estado trabajando con los residentes, es instalar cien redes a lo largo de la región. Eso beneficiaría a 15.000 familias que actualmente no tienen una fuente segura de agua.

Abel Cruz es el presidente de Peruanos Sin Agua. Él dice que las redes solo son el primer paso en la solución la escasez de agua en estas comunidades. “Creemos que esto es un alternativa. Las compañías de agua no van a proveer el servicio aquí. No pueden construir un pozo o una reserva porque el costo sería muy alto. Pero usando estas redes podemos capturar la humedad y eventualmente construir reservas”, dice Cruz.

Aunque efectivas, estas atrapa nieblas no son la solución completa para los problemas de aguas de estas comunidades en las afueras de Lima. Casi no hay niebla durante cuatro meses del año y los residentes dependen de camiones de agua.

Linda Zapata, una mujer de 23 años que vive con su familia de cuatro miembros en una colina, dice que depende de los camiones de agua para las necesidades básicas de su familia. “Compramos el agua y tratamos de hacerla durar. Lavamos poco para ahorrar. En mi casa reciclamos agua de cocina para las plantas. También reciclamos el agua que usamos en el baño”, dice Zapata.

Entretanto, en la granja de Alejandro Peña la época de sequía ha vuelto a llegar. La buena noticia es que sus plantas de aloe casi están listas para ser cosechadas. En cuanto al agua, Peña vuelve a depender de los camiones. “Las redes solo nos ayudan en el invierno cuando tenemos niebla. Todo depende de la niebla”, afirma Peña.