Nuevas comparecencias en investigación de News of the World
Rupert Murdoch propietario del clausurado tabloide News of the World.

Por Richard Allen Greene, CNN

Londres (CNN) – Tres personas que trabajaron en el clausurado tabloide News of the World están testificando este lunes ante un panel del gobierno británico que está investigando la ética y la conducta del medio.

El exjefe de redacción, Neville Thurlbeck, arrestado en conección con la intercepción de llamadas telefónicas dijo que no hablaría sobre las escuchas ilegales por el arresto. El no ha sido acusado.

El compareció luego del periodista encubierto más famoso, Mazher Mahmoud, conocido por actuar de incógnito para obtener historias.

Mahmoud dijo que que había escrito reportajes sobre prostitución y tráfico de drogas, pero que el tabloide "no había participado en las trampas".

El defendió su metodología, al decir que criminales habían ido a la cárcel por su trabajo.

"Exponer la criminalidad me da gran satisfacción", dijo Mahmoud, su comparecencia no se pasó por la televisión para proteger su identidad.

Él dijo que nunca había escuchado de interceptaciones telefónicas por parte de News of the World hasta el arresto del reportero Clive Goodman en 2006.

La investigación se realizó por la indignación generalizada del público en la que se reveló que el tabloide, propiedad de Rupert Murdoch, había interceptado el buzón de mensajes en el caso del asesinato de una niña de 13 años.

El hijo de Murdoch, James, director ejecutivo de News Corporation, ha negado en varias ocasiones tener conocimiento sobre las escuchas ilegales en sus medios. James Murdoch ordenó el cierre del medio por el escándalo.

El exdirector editorial Neil Wallis también testificará este lunes. Al igual que Thurlbeck, él fue detenido por la investigación de las escuchas telefónicas y dejado en libertad bajo fianza.

Un experiodista de News of the World testificó que los editores del tabloide sabían que sus reporteros estaban interceptando llamadas telefónicas en busca de historias.

Los agentes de policía que investigan las intercepciones telefónicas por parte de periodistas dicen que 5.800 personas, entre las que se encuentran celebridades, víctimas de crímenes, políticos y miembros de la familia real fueron el blanco de está práctica por reporteros en busca de historias. Esto incluye las escuchas ilegales de buzones de mensajes telefónicos al teclear un número pin y acceder los mensajes de manera remota.