Acusan a empleado de mantenimiento de aeronaves de robarse los pasabocas
Agentes del alguacil dicen que encontraron varias botellas pequeñas de licor cuando requisaron a Jesse Repetti.

Por A. Pawlowski, CNN

(CNN) – Las golosinas de paquete y bebidas que se sirven en los aviones pueden ser compradas por los viajeros o se les dan a los pasajeros de primera clase. Al parecer, personal del aeropuerto también tiene los ojos puestos en esos refrescos.

La semana pasada, agentes del alguacil del Condado de Milwaukee llegaron al Aeropuerto Internacional General Mitchell, después que el gerente de AirTran dijera que vio a un empleado de mantenimiento llevarse botellas de vino en los bolsillos de su chaqueta.

El trabajador identificado como Jesse Repetti, de 28 años, empleado de la empresa de servicio de aviación PrimeFlight es responsable de limpiar la aeronave, de acuerdo a la demanda presentada en la Corte del Condado de Milwaukee.

Los agentes encontraron a Repetti comiéndose un paquete de golosinas “que pertenecía a AirTran”, se estipula en los documentos de la corte. Le preguntaron al sospechoso si tenía botellas de vino en sus bolsillos y el respondió que “sí”, de acuerdo a la demanda.

Cuando los agentes requisaron a Repetti encontraron botellas pequeñas de diferentes bebidas alcohólicas, una de Cabernet Sauvignon, otra de Chardonnay, tres de whiskey, tres de ron, una lata de cerveza, dos paquetes de papas fritas y dos de pretzels. Los oficiales estiman que el valor de los artículos es de alrededor de 70 dólares.

Repetti fue acusado de robo, un delito menor que puede ser castigado con una multa de hasta 10.000 dólares o nueve meses en prisión.