Un estudiante de 15 años de edad, murió al recibir varios tiros por la policía. El joven portaba un arma en los pasillos de una escuela del sur de Texas.

"El estudiante se enfrentó a los oficiales y por eso le dispararon", dijo el Departamento de Policía de Brownsville en un comunicado.

El arma resultó ser una pistola de perdigones, reportó la afiliada de CNN, KGBT. Gustavo Valdés hace un recuento de los hechos.