El presidente de Cruceros Costa culpa al capitán del naufragio en Italia

(CNN) — El presidente ejecutivo de la empresa Cruceros Costa, dueña del barco encallado el viernes en Italia, culpó del accidente al capitán del barco al asegurar que se había desviado de la ruta habitual.

“El capitán decidió cambiar la ruta y entró en aguas que no conocía”, dijo Pier Luigi Foschi. Francesco Schettino está bajo arresto y podría enfrentar cargos por homicidio involuntario, naufragio y por abandonar el barco cuando todavía había pasajeros a bordo, informó el fiscal Francesco Verusio.

Mientras tanto, la búsqueda de sobrevivientes y víctimas en el crucero fue suspendida temporalmente este lunes porque el barco se movió por la agitación del mar, informó el alcalde de la cercana isla de Giglio, Sergio Ortelli.

Con una ocupación de 4,200, el crucero Costa Concordia golpeó una roca y se volcó a un costado el fin de semana, lo que provocó la muerte de seis personas, otras 16 se encuentran desaparecidas desde entonces. Foschi dio esperanzas este lunes de encontrar a más personas vivas. “La esperanza es lo último que muere”, dijo.

Abogados italianos descartaron una falla técnica ya que el capitán estaba en el puente en el momento del accidente y que había cometido “un grave error”. Schettino podría pasar 15 años en prisión, añadió.

Esperanzas de vida

El jefe de la empresa propietaria del crucero hundido en el mediterráneo no ha perdido la esperanza de encontrar más personas con vida, dijo el lunes, casi tres días después de que el barco golpeó las rocas y se volteó sobre su costado, dejando al menos seis personas muertas.

"La esperanza es lo último que muere", dijo el presidente de Costa Cruceros Pier Luigi Foschi.

Alrededor de 16 personas siguen desaparecidas esteel lunes tras la colisión en la costa italiana en la noche del viernes.

Foschi se dirigió a los periodistas en una conferencia de prensa muy emocional lunes y, en repetidas ocasiones, pidió disculpas por el accidente.

"Quiero reiterar lo mucho que lo sentimos y que estamos profundamente tristes por esta tragedia", dijo. "Nuestras más sinceras disculpas a nuestros clientes y a nuestro equipo en este terrible incidente".

La búsqueda de sobrevivientes y víctimas fue suspendida el lunes porque el barco empezó a moverse, dijo el alcalde de la cercana isla de Giglio, Sergio Ortelli.

Los fiscales italianos descartaron un error técnico, diciendo que el capitán había cometido un "grave error".