Los sindicatos de Nigeria suspenden la huelga tras recorte de precios
Las manifestaciones comenzaron el 1 de enero que cuando el gobierno anunció que terminaría con el subsidio al combustible.

Por Nima Elbagir, CNN

LAGOS, Nigeria (CNN) — Los sindicatos de Nigeria suspendieron este lunes una huelga nacional por la eliminación del subsidio a los combustibles, y urgieron a los manifestantes a regresar a sus casas “con el fin de salvar vidas y en el interés de la supervivencia nacional”, indicó el Congreso del Trabajo de Nigeria en un comunicado.

El grupo dijo que uno de los logros de los manifestantes es el anuncio de recorte en los precios de los combustibles hecho este lunes por el presidente Goodluck Jonathan.

Los precios de los combustibles solían ser de alrededor de 65 nairas (40 centavos de dólar) por litro, pero tras el fin de los subsidios, el precio se duplicó, lo que llevó a incrementos fuertes en otros insumos.

“En los pasados ocho días de huelgas, mítines, cierres, debates y protestas callejeras, los nigerianos demostraron claramente que no deben de ser tomados por convencidos, y que la soberanía les pertenece”, sostuvieron Abdulwahed Omar y Peter Esele, líderes sindicales.

La decisión se tomó un día después de que sindicatos y gobierno no pudieron llegar a un acuerdo durante una reunión, a pesar de que participó el presidente.

Fuentes de los sindicatos pidieron a ciudadanos continuar las protestas este lunes en sus casas y barrios, en vez de en las plazas principales, por razones de seguridad. El gobierno ordenó a todos los funcionarios civiles federales reportarse al trabajo o se arriesgaban a ser despedidos.

El aeropuerto internacional de Lagos indicó el lunes que permitirá aterrizar a un número limitado de vuelos internacionales, mientras que los vuelos domésticos fueron suspendidos hasta que se haga una evaluación de la situación.

Antes del anuncio de los sindicatos, el gobierno desplegó tropas en Lagos, y se instalaron puestos de control en la mayoría de los puentes clave y en las avenidas principales.

Oficiales de seguridad nigerianos también entraron al buró de CNN en Lagos, según directivos de la cadena, la cual pidió una explicación por la visita. El buró opera con normalidad.

Las manifestaciones comenzaron cuando Jonathan anunció el pasado 1 de enero que el gobierno terminaría con el subsidio al combustible, visto como una de las únicas concesiones por vivir en un país rico en petróleo, pero con una población mayoritariamente pobre de más de 160 millones de habitantes.

Este lunes por la mañana, el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, anunció que el gobierno recortó los precios de los combustibles.

“Debido a las duras condiciones que sufren los nigerianos, y luego de consideraciones y consultas con gobernadores estatales y los líderes de la Asamblea Nacional, el gobierno aprobó la reducción del precio de la gasolina a 97 nairas (60 centavos de dólar) por litro”, dijo Jonathan en su discurso.

La semana pasada una organización sindical petrolera amenazó con paralizar la producción en solidaridad con los manifestantes si ambos bandos no llegaban a un acuerdo.

Brian Walker contribuyó con este reporte.