Suspenden las operaciones de rescate del crucero

Giglio, Italia (CNN) – La búsqueda de sobrevivientes y víctimas a bordo del crucero Costa Concordia, hundido en el mediterráneo, fue suspendida este lunes porque el barco comenzó a moverse, dijo Sergio Ortelli, alcalde de la cercana isla de Giglio.

El crucero golpeó las rocas y se volteó el fin de semana, dejando al menos seis personas muertas.

Su propietario hablará con los medios de comunicación este lunes y se podrán resolver las preguntas sobre la causa del desastre.

Fiscales italianos descartaron el lunes un error técnico en el barco, diciendo que el capitán había cometido un "grave error".

El capitán Francesco Schettino se encuentra detenido y podría enfrentar cargos de homicidio sin premeditación, naufragio, y abandono de un barco cuando los pasajeros estaban a bordo, dijo el fiscal italiano Francesco Verusio.

Schettino enfrenta hasta 15 años de prisión, dijo Verusio.

El capitán todavía no ha sido interrogado, pero más de 100 testigos, entre pasajeros y tripulación, han sido interrogados, dijo el fiscal.

Los fiscales están examinando datos de la grabadora de la nave y esperan tener los resultados en cuestión de días, dijo.

También están considerando si otros pueden compartir con el capitán la responsabilidad por el accidente.

Schettino ha dicho en la televisión italiana que las rocas se golpeó no estaban marcadas en su mapa.

Revisan listas de pasajeros

A bordo de la embarcación había aproximadamente 4,200 personas cuando encalló la noche de este viernes, frente a la isla italiana de Giglio.

Las autoridades revisan las listas de pasajeros para confirmar el número exacto de personas desaparecidas, pero se cree que son alrededor de 16.

El desastre que acabó con el crucero de lujo ha dejado a funcionarios y expertos en la navegación marítima en busca de respuestas.

Sin embargo, dos días después de que la embarcación chocó con rocas y luego se volcó espectacularmente hacia uno de sus costados, las respuestas han sido escasas.

¿Por qué el barco —con 3,200 pasajeros y 1,000 miembros de la tripulación— estaba tan cerca de la costa en una zona donde los marineros locales dicen que el fondo del mar está salpicado de rocas? ¿Qué sucedió minutos después de que el barco encalló? ¿Por qué no fue enviada de inmediato una señal para pedir ayuda?

Costa Cruceros emitió un comunicado señalando que "los primeros indicios refieren que pudo existir un error humano significativo por parte del capitán del buque, el capitán Francesco Schettino".

"La ruta del barco parece haber estado demasiado cerca de la costa, y el juicio del capitán en el manejo de la emergencia parece no haber seguido los procedimientos estándar de Costa", agregó el comunicado.

Los fiscales italianos anunciaron sus planes para apoderarse de los dispositivos que registran los datos de la nave, a los que algunos se refieren como "cajas negras". Las autoridades esperan completar en pocos días un análisis que revele lo que ocurrió.

El buque chocó contra las rocas de la costa de la Toscana este viernes, dejando 20 heridos, además de los muertos, agregaron las autoridades.

Según la Guardia Costera italiana, el Costa Concordia estaba simplemente demasiado cerca de la costa. Pero lo que las autoridades, y la línea de cruceros, no pueden responder es por qué.

El capitán Cosimo Nicastro, portavoz de la Guardia Costera italiana, dijo que las autoridades "saben cuál fue la causa": "El agua subió a bordo". “Por qué él (el capitán) se acercó tanto es lo que estamos investigando", dijo Nicastro.

El capitán Schettino, quien está bajo arresto, niega la afirmación de que había acercado mucho el barco hacia la tierra. "Estábamos a unos 300 metros (1,000 pies) de la costa, más o menos", dijo Schettino después del accidente.

Pero Nicastro insiste en que "todos los peligros en esta área están en la carta náutica. Éste es un lugar donde mucha gente viene para el buceo y la vela... Todos los peligros son conocidos".

Schettino se enfrenta a cargos de homicidio, causar un naufragio y abandono del buque mientras los pasajeros seguían a bordo, según la agencia italiana de noticias ANSA.

Sin embargo, según ANSA, Schettino dice que él y su tripulación fueron "los últimos en abandonar el barco”.

Costa Cruceros es propiedad de Carnival Corporation. Carnaval emitió una declaración el sábado diciendo que estaba "profundamente entristecida" por la "terrible tragedia".

"Estamos trabajando para comprender la causa de lo ocurrido", dijo el comunicado.

Funcionarios del Carnival no respondieron de inmediato una llamada de CNN este domingo pidiendo más comentarios en relación con los restos del naufragio o de la seguridad de sus otras líneas de cruceros, como Carnival Cruise Lines, Holland America y Princess Cruises.

Las autoridades locales y residentes dijeron a CNN que creen que después de sufrir el daño por lo que golpeó, el ​​barco navegó por lo menos media milla (poco más de 800 metros) al norte, y el capitán se dio la vuelta hacia la tierra, donde se vinieron abajo.

Expertos en seguridad de cruceros dicen que no hay manera de saber inmediatamente lo que salió mal.

“El error humano o error de navegación es una posibilidad real", dijo Peter Wild, un consultor de la industria de cruceros y exoficial de la navegación. "Esas son las dos causas más probables" en general, dijo, e indicó que una combinación de las dos podría ser la responsable.

Costa Cruceros, en un comunicado este domingo, dijo que "cumple estrictamente con las normas de seguridad y nuestro personal está comprometido, en primer lugar, con la seguridad de los pasajeros… Todos los tripulantes están capacitados en seguridad básica y la gestión de emergencias, y sus habilidades se ponen a prueba periódicamente por las autoridades de la Guardia Costera”, dijo el comunicado.

Sobrevivientes del naufragio, sin embargo, dijeron que los miembros de la tripulación parecían abrumados. "No había nadie que te ayudara", dijo la pasajera Vivian. "Quiero decir, los pasajeros estaban cargando los botes salvavidas por sí mismos”.

La asociación de la industria que representa a las líneas de cruceros destacó este lunes que los desastres son raros.

"Un día cualquiera más de 300,000 personas están a bordo de nuestros barcos, que con seguridad los llevaron a varios lugares en todo el mundo", dijo Michael Crye, vicepresidente ejecutivo de la Cruise Line International Association.

En general, si algo sale mal, "usted puede llevar el barco a un puerto seguro, si es posible hacer eso", dijo Crye, o "si el barco está en peligro inminente hay procedimientos y protocolos para abandonar el barco”.

El capitán tiene que tomar una serie de decisiones, dijo Crye. Podía abandonar el barco, si delegaba ciertas responsabilidades, pero el capitán es el encargado de la seguridad del buque y se mantiene en el cargo hasta que todos a bordo estén seguros”, dijo Crye.

En cuanto a una señal de mayday, Crye dijo el capitán está obligado a informar a las autoridades de cualquier "accidente marítimo", un término que incluye los daños a la nave que puedan comprometer su seguridad y su capacidad para regresar a salvo a puerto. El capitán "es un profesional. Debe de sopesar los riesgos de tomar un curso de acción frente a otro", dijo Crye.

Ocurrido 100 años después del hundimiento del Titanic, este desastre es "muy similar", dijo McKesson. "El Titanic rozó un objeto similar a su lado. En su caso, se trataba de un iceberg, y en su caso, cuando el agua entró, rompió varios compartimentos hasta dejarlos abiertos…”.

Crye estuvo de acuerdo en que el daño en el Costa Concordia "es similar a los daños del Titanic". Sin embargo, "se trataba de una puesta a tierra, no un iceberg", y "en una zona muy transitada cerca de la orilla. No en el medio del océano".

Es muy pronto para saber si son necesarias nuevas regulaciones para evitar un desastre como este, dijo Crye. Sin embargo, dijo, "si las medidas de corrección son necesarias, les puedo asegurar que nosotros, junto con las autoridades italianas, haremos la sugerencia de que se hagan esos cambios”.