OPEN Act, un experimento de democracia digital

(CNN) — Con todos los rumores acerca de SOPA y PIPA es posible que te hayas perdido otro acrónimo importante: OPEN.

La OPEN Act es promovida por su autor como la alternativa moderada a esos dos proyectos de ley contra la piratería que están causando todo tipo de controversia en el Congreso de los Estados Unidos y en internet. Sitios web desde Wikipedia hasta Google —tú estás en internet, seguramente ya viste todo esto— protestaron contra SOPA y PIPA cerrando o alterando sus sitios esta semana.

La razón por la que la OPEN Act entra a colación no es porque sea una pieza estelar de legislación. Puede serlo, o no. Pero sin duda representa una nueva forma de pensar sobre el proceso legislativo: una versión digitalizada y realizada comunitariamente de la redacción del proyecto de ley.

Lo que hace diferente a la OPEN Act es principalmente su presentación. El texto completo del proyecto de ley se encuentra disponible en un sitio web fácil de usar, KeepTheWebOpen.com. Y lo más importante, las personas que entran a ese sitio web pueden hacer anotaciones en el proyecto de ley con comentarios y sugerencias para su autor, al igual que lo harían con un documento de Wikipedia. Hay un campo donde pueden enviar su dirección de correo electrónico para recibir actualizaciones sobre los cambios en el proyecto y su avance a través del laberinto que es el proceso legislativo en Estados Unidos.

Esta presentación en línea es una revolución en la democracia participativa, afirmó GOOD Magazine en una publicación reciente:

“El sitio funciona como una combinación entre Wikipedia y cualquier sistema familiar de comentarios: haz clic en una frase en el proyecto de ley y añade tus cambios. Aunque la autoría final recaerá en (el congresista estadounidense Darrell) Issa, se espera que las adiciones y comentarios de los usuarios sean incluidas en el anteproyecto presentado ante el comité en el Congreso. Independientemente de que el proyecto de ley logre cualquier avance en el Congreso, la redacción colaborativa de la OPEN Act ofrece una visión del futuro de la participación constituyente y de la elaboración legislativa”.

Tal vez eso no parece alocadamente innovador. Pero es muy diferente de la norma.

Si deseas leer el texto de PIPA, el proyecto de ley contra la piratería del Senado estadounidense, tendrás que ir a un sitio de búsqueda de legislaciones llamado THOMAS, que forma parte de la Biblioteca del Congreso estadounidense. Lo mismo aplica para SOPA. Por supuesto, puedes encontrar el texto de los proyectos de ley en ese sitio, pero a menudo se enumeran varias versiones y es difícil distinguir qué enmiendas han sido incluidas o rechazadas.

Además, no hay manera de dejar un comentario en el texto del proyecto de ley. Ni siquiera está claro a dónde podrías enviar un comentario, a menos que hagas una búsqueda de los autores de esos proyectos de ley y luego vayas a sus sitios web individuales, encuentres su información de contacto, etc, etc.

Creo que comprendiste el punto: Es más difícil.

El sitio web de la OPEN Act facilita un poco el proceso democrático, fomentando una mayor aportación de los ciudadanos. Hasta ahora, más de 150 personas han anotado o comentado sobre el texto del proyecto de ley, lo cual no es un número enorme, pero es significativo. Y hay funciones que permiten a los visitantes leer y comentar los proyectos SOPA y PIPA también.

Como GOOD destaca, otros gobiernos han experimentado con la democracia de colaboración pública (crowdsourced). Texas la probó con el asunto de los "préstamos de día de pago", como publica Texas Tribune. Islandia trató de crear públicamente su constitución, señala The Guardian.

El software en línea que alimenta el sitio web de la OPEN Act —llamado Madison— podría ser utilizado de nuevo.

La Wikipedia para la legislación ya está teniendo un impacto en el nivel de información del público, según el sitio Salon.

“ ...Durante el proceso de afinación del proyecto de ley del Comité de Judicatura a finales de diciembre, Keep the Web Open transmitió en vivo la audiencia y la complementó con un flujo de comentarios desde una cuenta de Twitter de gente que estaba observando desde sus casas. La oficina de Issa informó más tarde que, en el primer día de afinación del proyecto, se registraron unos 138,000 casos de personas solamente en Estados Unidos que observaron los procedimientos"

Claro, el apagón de Wikipedia y las barras tipo película porno de Google provocaron mucha discusión en línea esta semana. Sin embargo, el impacto a largo plazo del debate SOPA/PIPA puede no ser una protesta ni que la legislación sea debatida.

Podría ser un nuevo proceso para permitir que el público dé forma a las leyes.