Presidente de Yemen viajaría a Estados Unidos para recibir tratamiento médico
Al presidente yemení Ali Abdullah Saleh le fue concedida completa inmunidad por persecución.

Por Mohammed Jamjoom, CNN

(CNN) – El presidente yemení Ali Abdullah Saleh abandonó su país el domingo hacia una nación vecina para dirigirse a Estados Unidos, dijo un alto funcionario.

“No es claro cuándo irá a Estados Unidos, pero ese país es su destino final”, dijo un funcionario del gobierno de Yemen, que pidió permanecer anónimo porque no está autorizado a hablar con los medios.

La televisión estatal de Yemen reportó el domingo que Saleh había anunciado que iba a Estados Unidos por un tratamiento médico.

Saleh fue herido en junio en un ataque con bomba a su palacio presidencial. Un alto funcionario de la administración de Obama dijo el mes pasado que será permitido el ingreso de Saleh a Estados Unidos para que reciba tratamiento médico en Nueva York.

El Departamento de Estado estadounidense dijo el domingo que la solicitud de viajar al país había sido aprobada.

El funcionario del gobierno yemení dijo que Saleh regresará a Yemen para la ceremonia de juramentación del vicepresidente Abdurabu Hadi, quien se espera va a ganar la presidencia después de las elecciones en febrero.

Saleh dijo que regresará a Saná como presidente de su partido, el Congreso General del Pueblo, según informó la televisión estatal.

Su anuncio apareció un día después de que el parlamento yemení aprobara una controversial ley que le da a Saleh completa inmunidad por persecución. A cambio, Saleh cederá el poder en Yemen el próximo mes después de haber gobernado al país por más de 33 años.

La ley de inmunidad ha sido un elemento clave en el acuerdo de traslado de poder del Consejo de Cooperación del Golfo que Saleh firmó en noviembre.

El enviado de las Naciones Unidas a Yemen llegó al país la semana pasada para aliviar la tensión después de que aumentaran los temores de que se caería el acuerdo.

Aunque el acuerdo fue aclamado por los partidos de oposición en Yemen, jóvenes manifestantes y grupos internacionales de derechos humanos dijeron que la inmunidad era una violación de la ley internacional.