"Quiero comprobar que mi hijo está vivo en la cárcel de Comayagua"

(CNNMéxico) — Antonia Perdomo habló con su hijo por última vez este domingo, cuando lo visitó en el penal de Comayagua y le llevó ropa interior nueva. Dos días después, ocurrió el incendio en el que murieron más de 380 presos.

Pero su hijo no se encuentra entre los fallecidos. Al menos eso le dijeron las autoridades penitenciarias, según las cuales, Óscar es uno de los sobrevivientes y sólo sufre quemaduras leves. Desde hace horas, Antonia se divide entre el hospital y la prisión para buscarlo. Sólo escucha una frase: “No está, no está, no está”, dice la mujer en entrevista telefónica con CNNMéxico. Ella insiste en que quiere comprobar si está dentro o no. "Mi hijo está vivo", repite.

Asegura que moverá "cielo y tierra" para encontrar a su Óscar, de 36 años, e implicado en un proceso judicial por la muerte de una persona. Su madre explica que lo señalaron porque estaba ebrio y cerca del fallecido, pero que es inocente. De hecho, estaba a la espera de que se celebrara su audiencia que resolviera el caso después estar casi tres años en prisión.

Junto a Antonia, en torno a un centenar de familiares esperan información sobre sus presos en el portón del penal entre la confusión y la angustia. Les han prometido cinco minutos para verlos este domingo. “No dejan pasar a nadie. ¿Qué están ocultando?", se pregunta Antonia ante el hermetismo de las autoridades.

Otra de las víctimas de Comayagua que no figura en la lista de fallecidos, pero se desconoce su paradero es un ciudadano mexicano, registrado como "no localizado", según informó la Secretaría de Exteriores de México este viernes. La angustia es mayor para los seres queridos de los que no figuran ni en la lista de muertos ni en la de vivos. La incertidumbre se completa al comparar la cifra de fallecidos, al menos 382, con la de ocupantes de la prisión, de más de 800.

CNNMéxico trató de ponerse en contacto con Héctor Iván Mejía Velázquez, subcomisionado de la Policía Nacional de Honduras, sin obtener una respuesta.

Un equipo forense internacional de salvadoreños, mexicanos, chilenos y de la Cruz Roja Internacional, ayudan a las autoridades de Honduras en el reconocimiento de los fallecidos en la Granja Penal de Comayagua. Hasta ahora, 16 cadáveres han sido reconocidos, y 14 ya fueron entregados a los dolientes.

La autoridades tuvieron que retirar a los familiares de las instalaciones de Medicina Penitenciaria donde se lleva a cabo la identificación de las víctimas por el olor que desprendían los cuerpos.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, anunció este viernes que buscará, con el apoyo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un acuerdo para "resarcir" a los familiares. "Es mejor un arreglo amistoso que cruzar todo un camino largo; entonces, hemos pedido a la Comisión Interamericana para que nos ayuden a tener un diálogo" con los familiares de las víctimas, declaró Lobo, según un comunicado de la Casa Presidencial.

Beatriz Rubio contribuyó con este reporte.

Más noticias de actualidad en CNNMéxico.com