WikiLeaks + Anonymous = ¿Una alianza poderosa?

(CNN) — Aunque no es nada nuevo que WikiLeaks publique información que pertenece a una empresa privada, una serie de correos electrónicos de la compañía Stratfor que se publicaron el lunes podría ser por primera vez el indicio de que Anonymous y WikiLeaks han trabajado juntos. Y eso podría tener consecuencias legales para el editor del sitio, Julian Assange, dicen los expertos.

En diciembre, Anonymous afirmó que había hackeado a Stratfor, la empresa privada con sede en Austin, Texas que produce informes de inteligencia para sus clientes. Este lunes WikiLeaks empezó a publicar cinco millones de correos electrónicos que dijo eran propiedad de Stratfor y que revelaban, de acuerdo con el sitio, una letanía de injusticias por parte de la compañía. WikiLeaks le dio el nombre de Global Intelligence Files (Archivos de Inteligencia Mundial) a la filtración.

WikiLeaks no dijo de dónde obtuvo los archivos. Anonymous, un grupo amorfo de hackers en todo el mundo, afirmó en Twitter y en otras redes sociales que ellos se las dieron. Numerosos medios de noticias como el periódico Washington Post y la revista Wired han informado sobre la sociedad.

“Su trabajo juntos (de WikiLeaks y Anonymous) tiene sentido. Anonymous realizó la piratería cibernética, obtuvo el material y tomó la decisión de que alguien más estaba mejor preparado para revisarlo y darlo a conocer”, dijo Gregg Housh, quien actúa como portavoz de Anonymous. “Anonymous no tenía la capacidad para revisar todos los correos electrónicos por sí mismos. Esta fue una asociación oportuna. WikiLeaks hizo el increíble trabajo de clasificar los cables (del Departamento de Estado de Estados Unidos)”.

WikiLeaks se volvió superfamoso en 2010 con las filtraciones de la guerra de Iraq y Afganistán, y posteriormente filtró casi un cuarto de millón de cables del Departamento de Estado de Estados Unidos. Mientras tanto, Anonymous lograba sus primeros titulares en los medios internacionales cuando deshabilitó los sitios web de las compañías MasterCard, PayPal y Visa cuando estas empresas dejaron de tener una relación comercial con WikiLeaks. Debido a la intensa atención por los líos legales de WikiLeaks y Assange, parecía que Anonymous podría tomar el lugar del sitio de filtraciones si este no sobrevivía. El año pasado Assange dijo que no tenía nada que ver con el sitio que deshabilitó a las compañías.

Housh es un desarrollador web de Boston y dice que observa al portal de chat IRC de Anonymous y se comunica con los "anons", pero que no participa en ninguna actividad de piratería cibernética. A través de Housh, CNN ha solicitado entrevistas telefónicas con los anons, personas que se asocian con Anonymoys. El lunes, esas solicitudes fueron rechazadas. Pero a lo largo de la red, los anons se adjudicaron el crédito del ataque cibernético a Stratfor. Los hackers detrás de este acto de piratería cibernética podrían ser pare de una sección de Anonymous llamada Anti-Sec, la cual según la revista Wired es conocida por hackear en los servidores.

Este lunes Stratfor confirmó que fueron robados los correos electrónicos de la compañía, pero en un comunicado dijo que los mensajes podrían haber sido alterados.

Ya que los Global Intelligence Files (Archivos de Inteligencia Mundial) supuestamente fueron robados de una empresa privada, WikiLeaks podría ser considerado responsable y acusado por los cargos de robo, dice Hemu Niga, quien trabajó durante dos décadas en seguridad informática.

“Hay una gran diferencia entre publicar información y publicar información que sabes que fue robada”, dice Nigam, quien colaboró con el Servicio Secreto de Estados Unidos, la Interpol y el FBI para implementar un programa de identificación de hackers para Microsoft. Ahora maneja SSP Blue, una compañía de asesoría que le dice a las empresas más importantes cómo protegerse de los piratas cibernéticos y de las personas que se encuentran en el interior de la compañía buscando información para filtrar. “Hay una serie de estatutos criminales que no tengo duda en que los abogados de Stratfor van a pensar para demandar de la mejor manera a WikiLeaks. La información que tiene propiedad privada, no es igual a la información pública, esta última esencialmente le pertenece al público en general”.

Hemu dice que a él le parece que los cinco millones de correos electrónicos fueron sustraídos por un hacker que penetró un servidor sin protección y que lo copió completamente. “Cualquier empresa que mantiene información valiosa o confidencial tiene que tomar un enfoque de múltiples capas para la seguridad en internet”, dice Nigam. “Hay demasiadas formas para tener acceso a un sistema, y la compañía debe estar varios pasos delante de todos ellos”.

Con la filtración de Stratfor no es la primera ocasión en que WikiLeaks publica información de una empresa privada, dice Rebecca Jeschke, de Electronic Frontier Foundation, una organización que defiende la libertad de expresión y la privacidad en línea.

En 2008, el banco suizo Julius Baer demandó a WikiLeaks en la corte federal del distrito de California por albergar 14 documentos supuestamente filtrados que tenían relación con las transacciones bancarias de clientes del banco. De acuerdo con Jeschke, Baer al final pidió que se desestimara el caso.