Chile apuesta a la industria del videojuego
Miembros del estudio chileno de videojuegos Amnesia Games.

Por Gonzalo Frasca, enviado especial

Nota del Editor: Gonzalo Frasca, PhD, es director creativo de Powerful Robot, consultor y Catedrático de Videojuegos de la Universidad ORT. Ha creado juegos para empresas como Disney, Pixar, Cartoon Network y Warner Bros. Se especializa en juegos que comunican y educan. Recibió un Lifetime Achievement Award de la Knight Foundation por su trabajo pionero en videojuegos periodísticos.

San Francisco (CNN) – Doce mil profesionales visitan esta semana la Conferencia de Desarrolladores de Videojuegos (GDC, por sus siglas en inglés). En el Centro Moscone de San Francisco, centenares de empresas de EEUU, Europa y Asia muestran sus últimas producciones y sus nuevas herramientas para crear juegos, a la vez que intentan seducir a futuros empleados.

Entre las docenas de stands se destaca el único de Latinoamérica: Chile. Su gobierno, a través de la agencia ProChile, seleccionó a cinco empresas locales para que muestren sus productos en igualdad de condiciones con colegas del resto del mundo. Si bien esto es normal en otras industrias, es una excepción en la de videojuegos: ProChile afirma que es la primera vez en los 26 años de la GDC que un país latinoamericano presenta una delegación oficial.

La relevancia internacional de Chile en videojuegos va en crecimiento, especialmente desde que la empresa japonesa DeNA adquirió en el 2011 al estudio Atakama Labs. Pero no es la primera vez que grandes empresas internacionales se interesan en el país andino. En el 2007, Vivendi compró al estudio chileno Wanako, que luego fue vendido a la canadiense Behavior Interactive.

Chile desembarcó en GDC con cinco empresas de tamaño pequeño y mediano: IguanaBee, Games for Food, Brainstormers, ePig Games y Amnesia Games. Además de mostrar sus productos, los empresarios han estado ocupados manteniendo entrevistas con editoriales y buscando firmar contratos de publicación para sus juegos.

Brainstormers es un estudio de 12 personas fundado en el año 2010. Su director creativo, Pablo Gorigoitia, es además presidente de Videogames Chile, una asociación que reune a 16 empresas del país.

Gorigoitia es muy optimista sobre el futuro de los videojuegos en Chile pero reconoce que uno de los mayores desafíos para el país es potenciar la educación universitaria en el área de entretenimiento digital. De todas formas, algunas instituciones como la Universidad del Pacífico ya ofrecen diplomas en el área y se espera que varias más se sumen a esta tendencia.

Además, afirma que desde que DeNA compró Atakama Labs, hay conversaciones entre otros estudios chilenos y empresas japonesas interesadas en instalarse en la región, por lo que no debería sorprender que en el mediano plazo se concreten nuevas adquisiciones.

Sigue a Gonzalo Frasca en Twitter: