Estados Unidos transfiere el control de un centro de detención a Afganistán
El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha pedido el final de la supervisión de Estados Unidos de los centros de detención.

Por Nick Paton Walsh

(CNN) — El control de un centro de detención estadounidense que alberga a 3,000 personas pasará al gobierno de Afganistán, luego de que ambos países firmaron este viernes un acuerdo crucial para el futuro del rol de Estados Unidos en ese país.

Dicho convenio, que llama a la transferencia gradual del poder de parte de las fuerzas de EU a Afganistán durante seis meses, quita un punto clave sobre negociaciones de un tratado más amplio en el rol estadounidense tras el retiro de las tropas, en el 2014.

Las negociaciones sobre un convenio estratégico más amplio han durado por más de un año, con poco progreso. Las tensiones entre los dos países, que empeoraron en febrero por la quema de copias del Corán en la Base Aérea de Bagram, han complicado las pláticas.

En noviembre, un líder afgano respaldó la continua presencia de las fuerzas EU tras las operaciones de combate, pero solo si las naciones acordaban transferir a los prisioneros, terminar con las redadas nocturnas y eliminar la inmunidad de los soldados acusados de cometer crímenes en Afganistán.

En noviembre, la Loya Jirga —o gran asamblea de los ancianos afganos— aprobó la presencia continua de las fuerzas estadounidenses después de las operaciones de combate, pero solo si los países acordaban el traslado de presos, el cese de las redadas nocturnas y la eliminación de la inmunidad a los soldados estadounidenses acusados de cometer crímenes en Afganistán.

Los funcionarios estadounidenses y afganos comenzaron las conversaciones sobre el punto más importante del acuerdo: las redadas nocturnas de las fuerzas especiales de EU, según fuentes oficiales de ambos países.

"La firma de este memorándum es un paso importante en nuestras negociaciones de asociación estratégica y muy en sintonía con las peticiones de la Loya Jirga sobre las recomendaciones y deseos del presidente (Hamid) Karzai", dijo el general estadounidense John Allen, comandante de la Fuerza Internacional de Asistencia.

Karzai ha pedido en repetidas ocasiones el final de la supervisión de Estados Unidos de los centros de detención en el país. Este viernes, su vocero, Aimal Faizi, calificó el acuerdo como “un gran progreso”.

"Las cosas están sucediendo como queríamos", dijo Faizi.

El embajador de EU, Ryan Crocker, dijo que el documento de entendimiento demuestra el compromiso de su país hacia la soberanía afgana y su sociedad con el país, a pesar de las altas y bajas de las tensas relaciones.

"Hemos tenido nuestros retos, y habrán desafíos más adelante mientras continuamos las negociaciones en el marco de nuestra alianza estratégica, pero este memorándum marca un importante paso hacia adelante", dijo.

El convenio establece que Estados Unidos debe transferir la totalidad de los 3,000 ciudadanos afganos bajo su custodia en el centro de detención de Parwan a las autoridades afganas en seis meses. Los primeros 500 detenidos serían trasladados dentro de 45 días.

Eventualmente, los presos serán transferidos a nuevas instalaciones en Parwan y Pol-I-Charki, pero hasta entonces permanecerán en la zona centro de Parwan.

A pesar de esto, las fuerzas estadounidenses mantendrán un "apoyo técnico y logístico preventivo" en Parwan, dijeron funcionarios.

Cualquier pedido de liberación de un detenido deberá ser acordada por un comité conjunto liderado por el comandante de la ISAF y el ministro de Defensa afgano.

El acuerdo no aplica para los otros 50 prisioneros no afganos detenidos en Parwan; su destino es incierto.