La cultura cambiante de SXSW Interactive

Por Omar L. Gallaga*, especial para CNN

AUSTIN, Texas — Si 2011 fue el año en que South by Southwest Interactive creció, este 2012 podría decidir ponerse un traje y entrar en el mundo de los negocios, o correr y unirse a los Cuerpos de Paz.

La historia del SXSW Interactive, con sede en Austin, Texas, sugiere que podría tratar de hacer ambas cosas. Desde su inicio como la parte multimedia del Festival de Cine SXSW en 1994, la reunión —que se realiza de viernes a martes— tiene sus raíces en la creatividad tecnológica basada en la comunidad. Pero en los últimos cinco años, el festival se ha vuelto más comercial.

Aprovechando la explosión del interés en los servicios de redes sociales y la tecnología móvil, el festival ha creado una reputación por albergar a algunos de los nombres más importantes en la tecnología y por ayudar a lanzar algunos influyentes emprendimientos.

En 2007, un pequeño servicio del que nadie había escuchado hablar, llamado Twitter, utilizó este evento como una plataforma de lanzamiento, instalando pantallas gigantes alrededor del Centro de Convenciones de Austin y exhibiendo un flujo de mensajes cortos llamados tweets.

En 2008, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, fue un desastroso invitado principal para una sesión de preguntas y respuestas, que se vio desviada por un público descontento con las preguntas sobre softball de la entrevistadora Sarah Lacy.

Ambos incidentes fueron puntos determinantes para el SXSW Interactive —conocido por los veteranos del festival como 'South By'— que en ese momento todavía se estaba recuperando de algunos años difíciles después del descalabro de las puntocom. La ascensión de Twitter provocó que muchas empresas nuevas comenzaran a tratar de utilizar el festival, que está lleno de influyentes usuarios tempranos de tecnologías, como plataforma de lanzamiento para sus productos.

Y el discurso de Zuckerberg fue notable por la atención que aportó al SXSWi como un lugar donde pueden ocurrir cosas locas e impredecibles.

Enorme crecimiento

En los últimos dos años, la mezcla de empresarios hambrientos, expertos en las redes sociales y asistentes tradicionales del SXSW —techies, diseñadores y personas interesadas en el impacto social de la tecnología— han compartido una precaria paz, a medida que el SXSW Interactive ha explotado en popularidad.

Desde 2009 hasta 2011, la asistencia del SXSW Interactive creció de poco menos de 11,000 hasta casi 20,000 asistentes.

Sus organizadores dicen que no esperan una tasa de crecimiento de 30 o 40% para 2012 como en años anteriores, pero basados en las cifras de prerregistro, la asistencia probablemente aumentará de nuevo con respecto al año pasado.

Todos esos cuerpos extra que llenan salas de exhibición y fiestas del evento han marcado un cambio en la cultura del South by Southwest y han generado un examen de conciencia por parte de los organizadores del festival. Su función es decidir cuál será el futuro del Interactive de cara al aumento de asistentes, del programa y del interés por ver lo último en nueva tecnología en el festival.

Hugh Forrest, director de SXSW Interactive y quien ha dirigido el festival desde sus inicios, reconoce que él y su equipo trabajan para equilibrar lo que él llama “la manía de emprendimientos” y las partes más comunitarias del encuentro.

“Las nuevas empresas están de moda. Para bien o para mal, hemos tenido la suerte de convertirnos en un centro para muchas de esas cosas. Es una de las cosas en las que South By está cimentado y eso es bueno”, dijo Forrest. “Una de las tensiones que enfrentamos este año es que tenemos muchas, muchas cosas de nuevas empresas y eso es muy emocionante, pero al mismo tiempo, no es completamente lo que somos”.

Negocio vs comunidad

La tensión entre lo que es bueno para el mundo en línea (y el mundo en general) y qué productos pueden hacer dinero está en el corazón del programa oficial del festival.

Algunas personas ven a SXSWi cada vez más como un lugar a donde acuden empresas incipientes para hacerse ricas. Existe una 'Villa de Emprendimientos', una competencia tipo American Idol para nuevos negocios llamada Accelerator, y muchos paneles, fiestas y espacio en el piso de exposición dedicado a ellos.

Sin embargo, hay un equilibrio entre los emprendimientos y las partes del festival menos orientadas a los negocios. Y todavía existe un énfasis en la creatividad con conciencia social.

Los oradores principales de este año incluyeron al humorista Baratunde Thurston; a la 'ciberantropóloga' Amber Case; a la fundadora de Code for America, Jennifer Pahlka, y al futurista Ray Kurzweil. Presidentes ejecutivos de alto perfil como Zuckerberg; el CEO de Zappos, Tony Hsieh; o el cofundador de Twitter, Evan Williams —todos ellos oradores en años pasados— no están por ningún lado en la alineación de este año.

Por primera vez, el festival entregará un premio de Salón de la Fama en su ceremonia de Interactive Awards. El pionero de la web Jeffrey Zellman es el primer nominado. El SXSWi también ha ampliado su Premio de Servicio a la Comunidad Dewey Winburne para incluir a ganadores nacionales e internacionales, en lugar de solo galardonados locales.

El año pasado, Interactive llamó la atención por un esfuerzo comunitario que fue completamente imprevisto y que no surgió del propio festival: Después de que un terremoto y un tsunami devastara Japón el día de apertura del festival, los asistentes lanzaron SXSW4Japan, que recaudó fondos para los esfuerzos de socorro .

El festival de 2011 también atrajo la atención de Apple, que abrió una tienda emergente en el centro de Austin para atender a las multitudes que pedían la recién lanzada iPad 2. (Apple dice que no tiene ese tipo de planes este año).

Apuestas para 2012

El SXSW es lo suficientemente grande ahora como para abarcar casi cualquier perspectiva tecnológica concebible.

Con más de 2,600 ponentes y cientos de temas, existe mucho espacio para la discusión de todo, desde el futuro de la atención médica y el papel creciente de la tecnología en el cambio del gobierno, hasta el buen diseño de aplicaciones y el papel de las redes sociales en las protestas tipo Occupy Wall Street.

Panelistas celebridades como el gourmet televisivo Anthony Bourdain, el titán de los medios Barry Diller, el cineasta Joss Whedon, el cineasta y el fanático de los cómics Kevin Smith, el actor Rainn Wilson y la estrella de Top Chef Tom Colicchio compartirán el escenario con diseñadores web, blogueros y fundadores de empresas pequeñas menos conocidos que han creado una nueva aplicación que juran que debes de probar.

Como la mayoría de los festivales en crecimiento, el SXSWi está lleno de contradicciones. Está trabajando muy duro para ser a la vez extenso e íntimo, continuamente conectado, pero también en persona. Es una reunión de última generación que odia las pretensiones. Es una masa de cuerpos con las cabezas en la nube, buscando ser deslumbrados por alguna nueva joya digital.

Como cualquier ambicioso chico de 19 años de edad, SXSW Interactive es inquieto, impulsivo y es difícil de encasillar. Puede que el festival no esté seguro acerca de su futuro, pero está convencido de que sabe cómo llegar allí.

*Nota del editor: Omar L. Gallaga es un reportero de cultura tecnológica para el Austin American-Statesman y es colaborador de tecnología para CNN.com, NPR y Kirkus Reviews, así como un asistente veterano del South by Southwest.