La ONU emite un plan para proteger a los civiles en Siria

(CNN) — Naciones Unidas emitió este viernes un plan para enfrentar la crisis humanitaria en Siria.

Valerie Amos, jefa humanitaria de la ONU, dijo que envió la propuesta a Siria para un acceso a trabajadores de apoyo "sin obstáculos" y pidió al gobierno responder urgentemente.

La funcionaria de la ONU terminó una visita de dos días a Siria enfocada en exhortar "a todas las partes a aceptar acuerdos para que las organizaciones humanitarias lleguen a la gente en áreas afectadas por los enfrentamientos y la violencia".

Amos se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de Siria, Walid al-Moallem y otros representantes del gobierno en Damasco, y visitó a los desplazados sirios en la frontera turca.

"Hemos acordado una misión conjunta preliminar para la evaluación humanitaria en áreas donde la gente necesita ayuda urgentemente", dijo sobre su plática con Al-Moallem.

"Mientras que este primer paso es necesario, sigue siendo esencial un acuerdo robusto y regular, que permita a las organizaciones humanitarias un acceso sin obstáculos para evacuar a los heridos y entregar suministros que desesperadamente necesitan. Una propuesta fue enviada al gobierno de Siria y les pedí considerar este asunto con la mayor urgencia".

Amos visitó Homs y algunas zonas del barrio de Baba Amr, el bastión antigobierno que ha resistido semanas de ataques.

"Quedé horrorizada por la destrucción que vi. Casi todos los edificios fueron destruidos y apenas hay gente. Estoy extremadamente preocupada por el paradero de la gente que fue desplazada de Baba Amr", dijo.

Su viaje finalizó mientras el ex secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, el enviado especial conjunto de la Liga Árabe y la ONU, se prepara para visitar Damasco este sábado "para buscar un urgente fin a toda la violencia y las violaciones a los derechos humanos para iniciar los esfuerzos de promover una solución pacífica".

Annan, quien mantuvo en El Cairo pláticas con la Liga Árabe, advirtió sobre la intervención militar exterior y dijo a reporteros que eso podría empeorar la ya de por sí situación precaria.

"Debemos tener cuidado de no introducir una medicina que resulte peor que la enfermedad", dijo.

El enviado de China

Luego de que China reveló su plan de paz y llamó al diálogo entre el presidente Bachar al Asad y la oposición, el país designó a un enviado a Medio Oriente y Europa para presionar por una "solución justa" en Siria.

El enviado, Zhang Ming, del ministerio de Relaciones Exteriores, comenzará un viaje de cuatro días este sábado para reunirse con funcionarios de Arabia Saudita, Egipto y Francia, según el portavoz del ministerio, Liu Weimin, reportó este viernes la agencia estatal de noticias Xinhua.

“La visita de Zhang tiene como objetivo fortalecer aún más la comunicación y la negociación con las partes interesadas en una solución política a la cuestión siria”, dijo Liu.

El mes pasado, Rusia y China vetaron una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que pedía el fin a la violencia en Siria y la transferencia de poder, pues dijeron se oponían a una intervención militar.

Los vetos frustraron los esfuerzos árabes y occidentales para tomar acción contra Siria dentro del Consejo de Seguridad de la ONU. Luego, potencias mundiales, incluido Estados Unidos y miembros de la Liga Árabe, formaron el grupo Los amigos de Siria para tratar la crisis.

Aunque los países más poderosos buscan una solución pacífica, la creciente cifra de muertos y los reportes de la oposición sobre las atrocidades que cometen las fuerzas sirias han elevado los llamados de algunos rebeldes armados. Arabia Saudita y Qatar señalaron que están a favor de avanzar, mientras que algunos legisladores estadounidenses piden ataques aéreos para apoyar y proteger a los civiles.

Estados Unidos, la Unión Europea, la Liga Árabe y Turquía implementaron sanciones contra Siria.

Este viernes, Japón fue el último país en agregar su nombre a una creciente lista de naciones que han congelado los activos del país, tras anunciar una serie de sanciones contra cinco compañías para limitar la capacidad que tiene Al Asad para financiar ataques.

Las empresas en la mira son el Banco Comercial de Siria, el Banco Comercial Sirio Libanés, la Compañía de Comercio de Siria y General Petroleum Corp., anunció este viernes el Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón.

También se informó que fueron congelados los activos de dos de las principales figuras militares de Siria: Jamea Jamea, el jefe de inteligencia militar para la ciudad de Deir Ezzor, así como Khayrbik Nasif Muhammad, encargado de asuntos de seguridad nacional.

Los ataques continuos

El levantamiento contra el gobierno en Siria inició el año pasado durante los días más críticos de la Primavera Árabe, pero el régimen sirio ha reaccionado duramente contra las manifestaciones.

Este viernes, miles de personas tomaron las calles como parte de las protestas antigubernamentales semanales, que frecuentemente son atacadas por las fuerzas de seguridad.

La violencia ha aumentado. Al menos 62 personas murieron en el país este viernes, según los Comités de Coordinación Local. La cifra incluye a 20 miembros de dos familias en un pueblo de la provincia de Idlib y 22 personas en Homs. Las otras muertes ocurrieron en Idlib, Damasco, Daraa, Hama, Latakia y Aleppo.

Videos subidos a YouTube desde Homs este viernes pretenden mostrar cómo 30 tanques sirios se mueven hacia el barrio suní de Asheera, que según la oposición ha sido atacado en días recientes.

Mientras tanto, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó que fuerzas de seguridad irrumpieron este viernes en los pueblos de Qastoon y Hamidiyah, en la provincia de Hama, y en las ciudades de Shaghorit y Lajj, en la provincia de Idlib, en medio de intensos tiroteos, para perseguir a desertores militares.

Al Asad ha negado las acusaciones de la oposición de que se asesinan a civiles, y afirma que sus fuerzas atacan a terroristas y combatientes extranjeros.

CNN no puede confirmar de forma independiente los reportes de los opositores o del gobierno sobre víctimas o ataques dentro de Siria, pues el régimen restringió el acceso a los periodistas internacionales.

Naciones Unidas ha dicho que al menos 7.500 personas han muerto en la ofensiva, mientras que activistas de la oposición afirman que la cifra es de más de 9.000. El gobierno sirio dice que más de 2.000 agentes de seguridad han muerto en los enfrentamientos.

Amir Ahmed y Chelsea J. Carter, Salma Abdelaziz, Nada Husseini y Joe Sterling contribuyeron con este reporte