Viaje al fondo del mar...con James Cameron

(CNN) — El director ganador del Oscar James Cameron, conocido por romper récords de taquilla, ahora busca dominar bajo el agua. El cineasta, que es conocido por sus éxitos de taquilla como Titanic y Avatar, se está sumergiendo en las aguas más profundas del mundo.

Tiene la esperanza de llegar al Abismo Challenger, el punto más profundo conocido en los océanos del mundo, a finales de este mes. El sitio es parte de la Fosa de las Marianas cerca de Guam, en el Pacífico occidental.

La semana pasada, CNN tuvo acceso especial al interior del sumergible de alta tecnología de Cameron, el Challenger Deepsea, que fue construido por Cameron y su equipo de ingenieros y científicos a lo largo de los últimos ocho años. Cameron ha publicado poca información sobre la nave, que fue construida en Australia.

Ha realizado inmersiones de prueba en el interior del sumergible tripulado por un solo hombre durante varias semanas.

Durante una de sus últimas inmersiones de prueba para la misión, el director de cine descendió más de 7.9 kilómetros en el mar de Salomón, al sur de Papúa, Nueva Guinea.

Equipado con cámaras especiales y brazos robóticos, el Deepsea Challenger es capaz de sumergirse verticalmente a una velocidad de entre 150 y 213 metros por minuto y puede soportar una enorme presión, de hasta 1.124 kilogramos-fuerza por centímetro cuadrado.

Cuando la compuerta del sumergible se cierra, la temperatura en el interior se eleva “como sauna”, dijo Cameron, quien comenzó su descenso en shorts y camiseta. Más tarde, se cubrió de ropa, ya que la temperatura baja hasta un grado de congelación entre más abajo llegue.

Estar incómodo y estrecho en un espacio reducido durante varias horas bien vale la pena, dijo.

“Es tan emocionante. Cada segundo ves algo interesante o tienes algo que ver o fotografiar, o ves algunos peces increíbles”, dijo Cameron a CNN.

Con más de 10,900 metros, la Fosa de las Marianas es más profunda que la altura del Monte Everest, y ha tenido sólo dos visitantes humanos anteriores. En 1960, el teniente Don Walsh de la Marina de Estados Unidos y el difunto explorador suizo Jacques Piccard, quien descendió a las profundidades en el batiscafo Trieste, una nave sumergible de profundidad.

Los científicos esperan que el Challenger Deep dé una idea de las múltiples formas de vida desconocidas en las profundidades del océano. Se estima que más de 750.000 especies marinas no han sido formalmente descritas en la literatura científica a través de los siglos, lo cual triplica el número de aquellas que sí lo han sido. Las cifras excluyen a los microbios, de los cuales un censo de vida marina de 2010 estimó que hay hasta 1.000 millones de tipos.

No es la primera aventura de Cameron, quien ha sido un explorador de la vida marina durante toda su vida. Es una pasión que llevó a la pantalla en 1989 con su aventura submarina, The Abyss, en la que los oceanógrafos encuentran vida extraterrestre en las profundidades inexploradas del océano. Su interés por el mar también influyó en la elaboración de sus dos películas más taquilleras, Titanic (1997) y Avatar (2009). Además de su inmersión entre los restos del naufragio del Titanic, las exquisitas criaturas de Cameron en el planeta Pandora en Avatar fueron inspiradas por criaturas marinas de la vida real que observó durante sus aventuras de buceo.

Otros dos hombres también están tratando de llegar al Abismo Challenger: el empresario multimillonario y aventurero Richard Branson y Lahey Patrick, un piloto con experiencia submarina.

El año pasado, Branson anunció planes para explorar la parte más profunda del océano, con su submarino en forma de avión Virgin Oceanic.

Lahey, el presidente de una pequeña empresa en Florida central llamada Triton Submarines, también tiene la esperanza de llegar a Abismo Challenger. Lahey se describe en el sitio web de su empresa como “el piloto civil submarino activo más experimentado en el mundo actualmente”.

La organización no lucrativa X-Prize Foundation ha anunciado que otorgará un premio de 10 millones de dólares a la primera persona en llegar al fondo de la Fosa de las Marianas. Cameron dijo a CNN que no está interesado en competir por ese premio, o cualquier otro, porque su misión es puramente de investigación científica.

“Sabes, hay tantas cosas que no sabemos”, dijo Cameron a CNN. “Tengo la esperanza de que seremos capaces de estudiar el océano antes de destruirlo”.