Activistas buscan detener el encendido de una planta nuclear en Japón

TOKIO (CNN) — Decenas de ciudadanos japoneses presentaron una demanda este lunes en un esfuerzo para bloquear el encendido de una instalación de energía nuclear, mientras continúa la tensión sobre la energía atómica en el país, a un año de la catástrofe de Fukushima Daichi.

La demanda, presentada en el Tribunal de Distrito de Osaka por un grupo de 259 ciudadanos, busca obtener una orden judicial para detener la entrada en operación de las unidades 3 y 4 de la planta nuclear de Ōi, operada por la empresa Kansai Electric, de acuerdo a Green Action, una organización que realiza una campaña contra la energía nuclear en Japón.

Esta planta se encuentra en la prefectura central de Fukui.

La planta nuclear de Fukushima Daiichi fue desconectada después del terremoto y el tsunami que azotaron la costa este de Japón el 11 de marzo de 2011. Eso dio lugar a una fusión de tres reactores, fugas radiactivas al aire y el derrame de agua contaminada al mar.

Si bien no se registraron muertes atribuidas directamente a la crisis nuclear —la peor desde el desastre de Chernóbil en 1986—, más de 100.000 personas siguen desplazadas de las ciudades afectadas por las secuelas a un año del desastre.

El desastre causó un malestar persistente entre los japoneses sobre el uso de la energía nuclear para satisfacer las necesidades energéticas del país.

El gobierno comenzó inspecciones de seguridad en las plantas nucleares japonesas.

De los 54 reactores japoneses, sólo dos están funcionando actualmente.

Green Action realizó un mitin después de la presentación de la demanda en contra de Kansai Electric.

Antes de la que la demanda fuera presentada, Kansai Electric se negó a comentar sobre el asunto.