Israelíes y palestinos se entregan a la ofensiva sin opción de tregua

CIUDAD DE GAZA (CNN) — Cinco personas murieron este lunes en Gaza en la cuarta jornada de ataques aéreos israelíes que han marcado la peor escalada de violencia en el territorio costero en meses, dijeron funcionarios palestinos.

Israel informó que sus ataques aéreos se han centrado en sitios desde donde militantes han lanzado más de 100 cohetes hacia Israel desde el viernes pasado.

Al menos 23 personas han muerto en ataques desde el pasado viernes y al menos 75 personas están heridas. Tres civiles y dos militantes murieron este lunes en lo que médicos palestinos definieron como ataques aéreos israelíes. Un civil murió y otros tres resultaron heridos la tarde de este lunes en el barrio de Beit Lahia, en el norte de Gaza, dijeron funcionarios palestinos. El Ejército israelí no tenía información inmediata sobre ese incidente.

Funcionarios israelíes y palestinos ofrecieron versiones contradictorias de otra explosión ocurrida en Gaza este lunes donde murió un adolescente de 15 años de edad. Un médico palestino y fuentes de seguridad dijeron que un ataque aéreo israelí mató al adolescente, pero el Ejército israelí indicó que no había atacado la zona donde falleció el joven.

La promesas de más ataques

Los enfrentamientos son el peor estallido de violencia en Gaza en lo que va del año y ocurre mientras la atención del mundo se centra principalmente en Irán y Siria.

Abu Muhamad, portavoz del grupo militante de la Yihad Islámica advirtió a los ciudadanos israelíes este lunes a que permanezcan en sus refugios, y prometió que el grupo disparará más cohetes contra el sur de Israel.

Al hablar durante una conferencia de prensa en la ciudad de Gaza, Abu Muhamad se jactó de que su grupo había disparado decenas de cohetes Grad de largo alcance contra Israel y un número mayor de cohetes de corto alcance. Dijo que la Yihad Islámica no buscará un alto el fuego con Israel hasta que el Estado judío pague el precio por su agresión.

Desde el pasado viernes, ocho israelíes se encuentran heridos y 500,000 se han visto obligados a refugiarse, según el Ejército israelí y los servicios de emergencia. Más de 200,000 niños se quedaron en casa y no fueron a escuelas como medida de precaución, según el portavoz de la policía israelí Micky Rosenfeld.

Al menos 15 cohetes y morteros fueron disparados este lunes, dijo Rosenfeld. No hubo informes de heridos. El ministro de Defensa, Ehud Barak, defendió la respuesta de Israel a los ataques con cohetes.

"Seguimos decididos a proteger y defender a nuestros ciudadanos", dijo Barak este lunes. "Si los ataques continúan, continuaremos respondiendo. Se necesita paciencia y resistencia para superar estos desafíos, pero estamos decididos y vamos a estar listos para defender a nuestros civiles en cualquier momento".

Una portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel dijo este lunes que los ataques tuvieron como objetivo una instalación de almacenamiento de armas y sitios de lanzamiento de cohetes en Gaza.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sugirió este domingo que el nuevo ciclo de ataques y contraataques resultó de un ataque israelí exitoso contra un terrorista que los había atacado en múltiples ocasiones.

Contra los "asesinatos selectivos"

Las facciones palestinas se reunieron este domingo para discutir la posibilidad de una tregua, según un portavoz de las Brigadas Salah Edeen, una de las facciones militantes. El liderazgo de Hamas en Gaza y autoridades egipcias intentan también lograr una tregua, dijo el portavoz de la Yihad Islámica.

Sin embargo, la Yihad Islámica rechazó la posibilidad de una tregua hasta que se cumplan ciertas condiciones, incluyendo el fin de los ataques aéreos y los "asesinatos selectivos", según la estación de radio del grupo militante.

El ministro de Exteriores israelí, Avigdor Liberman, subrayó "el esfuerzo para hacer blanco en los terroristas y no en la población civil", pero agregó: "No vamos a aceptar la interrupción constante de la vida cotidiana en el sur de Israel".

Liberman culpó de la violencia a Hamas, el movimiento islamista palestino que controla Gaza, y al presidente palestino, Mahmoud Abbas. “Abbas debe decidir si quiere llevar a cabo negociaciones serias de paz o alinearse con Hamas y la Yihad Islámica y convertirse en una parte del mapa global del terror”, dijo Liberman.

El ministro se refería a las conversaciones en curso entre la facción Fatah de Abbas y Hamas, con el objetivo de formar un nuevo gobierno de unidad palestino. Las dos facciones han sido acérrimos rivales desde que Hamas tomó el control de Gaza en 2007. Ambas partes enviaron cartas este domingo al Consejo de Seguridad de la ONU, apelando al fin de la violencia.

Talal Abu Rahma, Guy Azriel, Kevin Flower, Kareem Khadder y Josh Levs contribuyeron con este reporte.