La circuncisión podría reducir el riesgo de cáncer de próstata

(CNN) — A la gente incluso no le gusta decir la palabra en voz alta.

Las buenas noticias, según se nos dijo, es que hay muchas cosas que podemos hacer, o no hacer, en nuestras vidas adultas para reducir el riesgo de desarrollar diferentes tipos de cáncer. ¿Quieres evitar el cáncer de pulmón? No fumes. ¿Quieres reducir el riesgo de cáncer de piel? Utiliza un protector solar adecuado.

Pero un nuevo estudio publicado este lunes en el sitio web Cancer sugiere que al menos una decisión que nuestros padres toman por nosotros puede tener un impacto en nuestra predisposición a ciertos tipos de cáncer.

Investigadores en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington observaron la asociación entre la circuncisión y la prevalencia de cáncer de próstata. Concluyeron en que la circuncisión antes de la primera relación sexual se asocia con un 15% de reducción en el riesgo relativo de desarrollar cáncer de próstata.

Es importante tener en cuenta que, de buenas a primeras, este estudio no pretende establecer una relación de causa-efecto. Como casi siempre en este caso, hay factores adicionales en juego.

Primero, un poco de contexto. Durante mucho tiempo se ha establecido que los hombres que no tienen la circuncisión son más propensos a contraer enfermedades de transmisión sexual. Como los autores del estudio señalan, “el mecanismo (o mecanismos) por el que la circuncisión reduce el contagio de una enfermedad de transmisión sexual se cree que está relacionado con el microambiente del revestimiento delgado y ligeramente queratinizado de la mucosa en el prepucio interior”.

Este tejido está sujeto a pequeños desgarres que permiten el acceso potencial a patógenos en el flujo de la sangre.

Por otra parte, “el ambiente húmedo debajo de la piel del prepucio puede ayudar a los patógenos a sobrevivir por periodos extensos antes de la infección directa”. La circuncisión, por supuesto, elimina este entorno de protección.

¿Por qué es importante? Se reporta que las infecciones causan el 20% de los cánceres en todo el mundo, ya sea directamente por la infección o indirectamente a través de la inflamación. Algunas enfermedades de transmisión sexual, como la gonorrea, clamidia, VPH y VIH, han sido encontradas en la próstata.

Se les pidió a los participantes en el estudio el historial médico de su familia, que puede incrementar el riesgo de un hombre de desarrollar cáncer de próstata, y su historial de pruebas de PSA (Antígeno Prostático Específico), que puede conducir a un sobrediagnóstico de la enfermedad.

También se les pidió que reportaran su estado de circuncisión, número de parejas sexuales, y su historial de enfermedades de transmisión sexual.

La circuncisión se presentó en 68.8% de los casos y en 71.5% de los controles. Los hombres caucásicos presentaron más comúnmente la circuncisión (69%) que los afroamericanos (43%). Para el 91% que presentó la circuncisión, el procedimiento se realizó poco tiempo después del nacimiento.

Algunas de las potenciales advertencias que deben notarse incluyen la dependencia en los reportes hechos por los mismos pacientes en cuanto a su historial de enfermedades de transmisión sexual, así como sus compañeros sexuales. Una rápida revisión de los datos sugiere, por ejemplo, que el número de parejas sexuales del hombre es menos del que realmente es. La actividad sexual entre hombres ha demostrado conducir a un aumento en la tasa de enfermedades de transmisión sexual, incluido el VIH.

Esto da pauta para que nos preguntemos qué otros factores son ampliamente disminuidos, aunque los números de circuncidados contra no circuncidados se adhieren a los resultados de las encuestas nacionales.

El resultado final de la Sociedad Americana de Cáncer: Mientras es un hallazgo interesante, no es probable que impulse algún cambio en las recomendaciones o en las prácticas médicas.