(CNN) - El sospechoso del asesinato de siete personas en los alrededores de la sureña ciudad francesa de Toulouse murió después de un asalto policial al apartamento donde se refugió por más de 31 horas, dijo el ministro del Interior francés Claude Gueant este jueves.

La policía francesa irrumpió en el apartamento del presunto miembro entrenado por al Qaeda, lo que provocó un tiroteo que terminó con Mohammed Merah, pistola en mano, saltando al vacío por una ventana, dijeron las autoridades.

Merah falleció por un disparo en la cabeza, dijo el fiscal de París, Francois Molins. Los policías tenían la orden de atacar solo en defensa propia durante la redada en la casa del sospechoso.

Dos policías resultaron heridos en el ataque que se produjo después de un asedio de la vivienda durante más de 31 horas, dijo el ministro del Interior Claude Gueant.

Merah, de 23 años, era buscado por el asesinato de tres soldados franceses y tres estudiantes y un rabino en una escuela judía en Toulouse, en una serie de ataques que se iniciaron el 11 de marzo.

Gueant había dicho que la policía quería capturarlo vivo.

"Esperamos que él todavía esté vivo", dijo Gueant. "Tenemos prioridad de entregarlo a las autoridades".

Sin embargo, no tuvieron contacto durante la noche con Merah.

"Hubo dos disparos a las 2 am y no sabemos a qué correspondieron", dijo el portavoz del Ministerio del Interior francés, Pierre-Henry Brandet. "Desde entonces no hemos oído nada de él, nuestros intentos de comunicarse con él no han dado ningún resultado. Él había dicho más temprano en la noche que quería morir con las armas en sus manos".

La policía lanzó granadas de aturdimiento en el edificio cada hora durante toda la noche, pero no hubo respuesta. Parece que pusieron en marcha un operativo en medio de disparos alrededor de las 11:30 de la mañana (6:30 am hora del este) y medios de comunicación franceses comenzaron a reportar la muerte del sospechoso poco después.

Cuando la policía intentó capturarlo la madrugada del miércoles, Merah abrió fuego e hirió a dos agentes, dijo el fiscal parisino, Francois Molins.

Merah le había dicho a la policía francesa que se entrenó con Al Qaeda en la región paquistaní de Waziristán, fronteriza con Afganistán, y que había planeado atacar a más soldados y policías el miércoles, dijo Molins. Él dijo que él estaba actuando solo, añadió el fiscal.