Científicos descubren pie de un posible nuevo ancestro humano
29 marzo 2012
01:36 PM ET

Científicos descubren pie de un posible nuevo ancestro humano

(CNN) — El descubrimiento de una parte de un fósil de un pie en Etiopía sugiere que nuestros ancestros humanos alguna vez trepaban árboles y de vez en cuando caminaban de pie.

En la búsqueda de más sobre cómo y cuándo nuestro antecesor dejó de trepar árboles y comenzó a caminar sobre dos pies, los científicos fueron a la región central de Afar en Etiopía, lugar donde se encuentran algunas de las zonas más ricas en fósiles, incluyendo el famoso sirio de Hadar. Lucy, el esqueleto mitad simio y humano, fue excavado en Hadar en 1974.

Unos 48 kilómetros al norte de Hadar, científicos excavaron en 2009 una serie de huesos de pies en el sitio paleontológico de Burtele. Los científicos analizaron durante los siguientes tres años los descubrimientos.

“Por primera vez, tenemos buena evidencia de que hay otra línea homínida que vivió al mismo tiempo que Lucy”, afirmó Bruce Latimer, coautor del estudio, durante una conferencia. Él es un antropólogo de la Universidad de Case Western en Cleveland.

Los fósiles de la parte de pie del homínido incluyen ocho huesos, todos de la extremidad derecha. Fueron descubiertos en depósitos que datan de hace 3.4 millones de años, la misma edad de Lucy y sus especies, el Austrolopitecus Afarensis.

“Los científicos han argumentado por mucho tiempo sobre si sobre si había un tipo de especie o más de una, particularmente en el periodo entre hace tres y cuatro millones de años”, dijo Yohannes Haile-Selassie, autor del estudio y curador de Antropología Física en Case Western.

"Nunca esperamos otras especies relacionadas con capacidad para subir a árboles al mismo tiempo”, afirmó Haile-Selassie.

Las especies tipo Lucy no subían a árboles: tenían pies más parecidos a los humanos y un dedo gordo que estaba curveado en la punta, lo que le permitía a los dedos extenderse para ayudar a empujar hacia adelante con cada paso.

Los nuevos fósiles indican que, como Lucy, tenían la habilidad de caminar hacia arriba, pero no tenían mucha movilidad conjunta. La diferencia es el dedo gordo. En el nuevo fósil es pequeño y divergente como el de un chimpancé, lo que le permitía agarrar cosas y también trepar.

“Lo que tenemos ahora es una criatura que tiene una forma de locomoción diferente a Lucy”, dijo Haile-Selassie. “Eso demuestra claramente que nuestra evolución no ocurrió por un solo linaje. Había otras viviendo en la región de Afar al mismo tiempo”.

Los resultados del estudio fueron publicados este miércoles en la revista Nature.

Los científicos afirman que los análisis de las características físicas y químicas sedimentarias de los estratos de roca muestran que el ambiente era acuático, rodeado de bosques junto a las costas.

“Esta es otra ventana para resolver el problema de cómo cambiamos de lo primitivo a lo moderno”, dijo Latimer.

Los científicos afirmaron que se necesita más evidencia fósil antes de llegar a la conclusión de que hubo una nueva especie de homínidos.


Secciones: Investigaciones