Legalización de drogas y ausencia de Cuba, temas clave en Cumbre de las Américas

(CNN) — Las Cumbres regionales a veces son encuentros superficiales donde los presidentes comparten sus visiones, firman acuerdos y posan para las fotografías.

En la VI Cumbre de las Américas, algunos líderes latinoamericanos esperan influir o al menos desafiar las prioridades de la mayor potencia del hemisferio, los Estados Unidos.

Se espera que algunos gobernantes de la región desafíen las estrategias convencionales de lucha contra el narcotráfico. El presidente de Guatemala Otto Pérez Molina, y otros presidentes están ofreciendo alternativas serias, como la legalización de las drogas.

"Mi posición es que vamos a hablar de ello", dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anfitrión del encuentro. "Hay que preguntarnos unos a otros si estamos haciendo lo mejor que podemos. A veces la respuesta es no. El consumo va en aumento en muchos países."

Santos dijo que América Latina quiere la atención de Washington. Estados Unidos tiene que darse cuenta de que sus intereses a largo plazo no están en lugares como Afganistán, sino en América Latina, dijo el mandatario.

"Al salir de esta cumbre espero que tanto el gobierno de Estados Unidos, como los empresarios y la opinión pública estadounidenses, comiencen a mirar a América Latina con otros ojos, como una oportunidad, no como un área llena de problemas".

Los presidentes del hemisferio occidental llegaron este viernes a la ciudad costera de Cartagena, para llevar a cabo debates en diversos temas.

La asistencia del presidente venezolano Hugo Chávez aún es incierta. Este viernes, el mandatario dijo a la televisión de su país que su viaje "será decidido por los médicos, no por mí.”

Chávez informó que este sábado volvería a la Habana para continuar con su tratamiento contra el cáncer.

Sin embargo, señaló que es necesaria la presencia de Venezuela en Colombia para responder al "imperialismo americano" y protestar por la exclusión de Cuba de la cumbre. Agregó que el canciller venezolano, Nicolás Maduro, podría acudir en su lugar.

Santos recomendó a Estados Unidos buscar estrechar relaciones con La Habana. "Creo que incluir a Cuba propiciaría una mejor posición para presionar por reformas, más democracia y más libertad en Cuba", dijo.

Cuestionado sobre si presionaría a Obama en el tema, dijo: "Es un tema muy sensible en estados como Florida. Entiendo su reticencia a discutir esto en este momento".

Mientras que el equilibrio de poder entre Estados Unidos y el resto del hemisferio será un tema del que se hablará, Santos también presentó una agenda para los países latinoamericanos.

Estos incluyen la lucha contra la pobreza; mejorar el acceso a la energía; la construcción de infraestructura; la preparación para enfrentar mejor a los desastres naturales y aumentar el acceso a la tecnología. "Además de esto, preferiría que se dé una nueva manera de diálogo entre unos y otros, más como socios, más de iguales a iguales, y más consciente de la necesidad que tenemos el uno del otro", dijo a un reportero.

No hay un dogma o un tipo específico de gobierno que asegure el desarrollo, dijo. Se necesita un acercamiento moderado de parte de los líderes como el ex primer ministro británico, Tony Blair, o el expresidente de EU, Bill Clinton, quien gobernó desde el centro, dijo.

Algunos líderes modernos de América Latina, como el chileno Ricardo Lagos, o el brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, lograron un avance en sus países desde una visión de centro.

"Si jugamos de manera correcta nuestras cartas, con una visión a largo plazo, y pensando en grande, siendo ambiciosos, podremos finalmente decir... el futuro está aquí", dijo Santos.

El presidente Obama llegó el viernes a Colombia.