¡Salud, es el día nacional del Amaretto!
El Amaretto solo, con hielo o para resaltar el sabor de las comidas ¡Salud!
19 abril 2012
03:21 PM ET

¡Salud, es el día nacional del Amaretto!

(CNN) – ¡Oh, almendras y alegría! ¡El 19 de abril se celebra el Día Nacional del Amaretto!

Si le dicen la palabra almendra y usted inmediatamente piensa y siente en su boca sabor a Amaretto -o lo que es lo mismo licor de almendras-, este día está hecho para usted. Si nunca lo ha probado, no deje que el nombre de amaro, que significa amargo en italiano lo intimide; al contrario, las almendras le dan dulzura a este licor.

Al igual que otros licores favoritos, el Amaretto tiene una leyenda, y un lugar  sentimental en la cultura de Saronno, debido a su origen italiano.

En 1525, uno de los discípulos de Leonardo da Vinci, el artista Bernardino Luini, fue el encargado de pintar los frescos en una iglesia de Saronno. Debido a que la iglesia estaba dedicada a la Virgen María, Luini necesitaba una modelo para poder pintar a la Virgen; y encontró a su musa en una joven que trabajaba en una posada del lugar. La mujer quiso expresar su gratitud (y su adoración) pero al no tener dinero para darle, puso en remojo los carozos de un damasco o albaricoque, en brandy y le obsequió al pintor ese brebaje. De este modo, nació la historia de amor del amaretto.

Si usted planea cocinar con Amaretto, le contamos que esta bebida es excelente para resaltar sabores; en postres como el tiramisú, la crema batida, el chocolate o hasta el café. Si se anima a darle un toque especial a su torta o pastel favorito, agréguele una o dos medidas a la masa. Y si quiere hacer sus platos salados aún más sabrosos, el Amaretto es una gran adición a la salsa almondine y a los platos con pollo.

Por supuesto que el Amaretto es muy bueno por sí solo o también on the rocks. Además de añadirlo a su espresso, el licor es una base ideal para los cocktails French Connection, Toasted Almonds (con Kahlúa) y Bocce Balls (con vodka). Así que ahora brindaremos por los amantes del Amaretto en todas sus posibilidades y ¡salud!