Los griegos irán a las urnas el 17 de junio en medio de un posible pánico bancario
El presidente Karolos Papoulias llamó a nuevas elecciones, tras no llegar a ningún acuerdo para conformar un gobierno.

ATENAS, Grecia (CNN) — Grecia llevará a cabo nuevas elecciones el próximo 17 de junio, informó este miércoles la prensa estatal, en medio de reportes de que los griegos han sacado cientos de millones de euros del sistema bancario, y de temores de que el país no será capaz de permanecer bajo la moneda única de la Unión Europea.

El ajuste de la fecha para una nueva votación ocurre 10 días después de una elección nacional donde los votantes castigaron a los partidos más importantes por los fuertes recortes presupuestarios, lo que dejó a ningún partido capaz de formar un gobierno.

Un gobierno interino encabezado por un juez superior gobernaría el país hasta la nueva votación.

El primer ministro interino, Panagiotis Pikrammenos, irá a la oficina del presidente Karolos Papoulias, para recibir instrucciones oficiales este miércoles, informó la televisión estatal griega.

Mientras los políticos griegos se reunieron este miércoles para establecer la nueva fecha de elección, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que lamenta el sufrimiento del pueblo griego debido a las severas reducciones presupuestarias del gobierno.

"Es muy amargo, obviamente", dijo Merkel, refiriéndose a las medidas de austeridad que han dejado algunos griegos luchando por pagar por comida o servicios públicos.

Pero dijo: "los sacrificios habían que hacerse, creo que estas son medidas necesarias que había que tomar".

Merkel, una campeona en forzar a los gobiernos a equilibrar sus presupuestos con el fin de promover el crecimiento económico en Europa, ofreció una rama de olivo a Grecia.

"Europa tiene que mostrar su solidaridad y ayuda, sobre todo con el crecimiento, el desempleo y el desarrollo", dijo.

Merkel hizo estas declaraciones al conocerse que los griegos retiraron cientos de millones de euros de los bancos, lo que provocó que el presidente del banco central de Grecia advirtiera que el pánico era posible, pero que no tiene lugar.

Los griegos sacaron alrededor de 800 millones de euros de la banca hasta este martes, dijo el presidente Papoulias, que citó al presidente del Banco Central, George Provopoulos.

"Por supuesto no hay pánico, pero no hay temor que podría convertirse en pánico; (Provopoulos) también dijo que los bancos están muy débiles en este momento", dijo Papoulias.

La crisis de la deuda griega ha puesto en peligro la estabilidad de la moneda única de la Unión Europea.

Europa está preocupada de que Grecia podría dejar de hacer pagos de deuda tan pronto como el próximo mes. Eso podría obligar al país a dejar el euro, la moneda utilizada por los 17 países de la Unión Europea.

Merkel dijo que está trabajando para mantener a Grecia en la zona del euro.

"Comenzaría con el supuesto de que Grecia quiere quedarse en la zona del euro, pero parte de esto es que Grecia cumpla con sus compromisos", dijo la canciller, quien se negó a hablar de lo que pasaría si Grecia no cumple con sus obligaciones de deuda.

El Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional han estado inyectando dinero a Grecia para mantener al país dentro del euro, pero han exigido una reducción del gasto del gobierno griego para obtener los fondos.

El líder izquierdista radical Alexis Tsipras, cuyo partido Syriza ha cosechado los beneficios de la frustración de los votantes con las medidas de austeridad, instó el martes a los griegos a seguir resistiendo "las condiciones del plan de rescate".

"Nos pidieron dejar al país sin ningún tipo de esperanza", dijo, argumentando que las elecciones del 6 de mayo dejaron a los términos del rescate "nulos y sin efecto".

El líder de Nueva Democracia, Antonis Samaras, por su parte, dijo que su partido "seguirá luchando por un desarrollo de Grecia dentro de Europa" y "en contra de aquellos que dicen que quieren sacar a Grecia de Europa."

Su partido obtuvo el primer lugar por estrecho margen en las elecciones del 6 de mayo, pero las encuestas de opinión desde entonces han sugerido que Syriza terminará en el primer lugar en una nueva elección.

Los analistas han advertido que Grecia no debe permanecer sin un gobierno por mucho tiempo.

"Si ningún gobierno está en el poder antes de junio, cuando la próxima entrega (de dinero prestado) de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional debe ocurrir, se estima que Grecia se quedará sin dinero en algún momento entre finales de junio y principios de julio, tras lo que ocurrirá un punto sin retorno al dracma (su anterior moneda), lo que sería inevitable ", según un análisis del Bank of America y Merrill Lynch difundido el viernes pasado.

Elinda Labropoulou contribuyó con este reporte