En Estados Unidos se ha producido un cambio importante en las estadísticas de población.

Y es que están naciendo mas bebes hispanos y asiáticos que niños blancos no hispanos.

Estas minorías registran un crecimiento mayor de natalidad de alrededor del 3 por ciento.