"Salven nuestras almas", implora un testigo de la masacre de Houla en Siria

(CNN) — Un testigo de la brutal masacre en el poblado de Houla, en Siria, que causó más de 100 muertos, muchos de ellos mujeres y niños, dijo que teme que la matanza continúe si la comunidad internacional no se involucra.

“Somos seres humanos, no animales”, dijo Mahmoud Al Houli a CNN por teléfono. “Me gustaría pedir a la comunidad internacional y a la ONU que salven nuestras almas, que nos ayuden a encontrar una solución. Lo único que queremos es libertad”.

Dijo que las condiciones en Houla eran “graves” ya que los suministros médicos y la comida se estaban agotando, y una acumulación de militares en el área ha dejado a los residentes temiendo una segunda ronda de ataques. “Tenemos mucho miedo que haya otra masacre”, Al Houli agregó. “Refuerzos militares han llegado, y la artillería, y tenemos miedo de que otra masacre ocurra”.

Un oficial de la ONU dijo este martes que estaba “claro” que las fuerzas del gobierno de Siria estuvieron involucradas en la matanza el pasado viernes, la cual dijo que era “un crimen abominable”.

Rupert Colville, un vocero de la oficina de derechos humanos en la ONU, dijo que la mayoría de las victimas murieron a causa de “ejecuciones sumarias”, en las cuales “hombres armados fueron de casa en casa, matando a hombres, mujeres y niños”.

Siria ha negado ser responsable de la masacre e insiste que fue llevada a cabo por “terroristas”. Naciones a nivel mundial han expulsado a diplomáticos de Siria como protesta tras los asesinatos. Pero Al Houli dijo que necesitaban hacer más para prevenir otra tragedia.

“La situación esta muy mal, muy, muy mal. Hay una gran escasez de suministros médicos en los hospitales locales. Mucha gente resultó herida, pero no hay suficiente suministros para tratarlos.

“Cuatro puestos de control han sido creados alrededor del poblado, y nada puede entrar, nada de comida o suministros médicos pueden entrar. Cortaron la luz. Las cosas están muy graves”.

Al Houli dijo a CNN que estuvo en una protesta en el poblado el viernes cuando miembros del ejército abrieron fuego. “Tuvimos una manifestación después de las oraciones del viernes, y todos los hombres estaban ahí”, explicó. “El ejército empezó a disparar durante la manifestación. Después, matones del régimen vinieron de los pueblos alrededor, para cometer una gran masacre. Mientras los hombres estaban en la manifestación, ellos atacaron a las mujeres y a los niños con cuchillos y ametralladoras”.

Dijo que creía que los hombres que llevaron a cabo el ataque estaban tratando de incitar un conflicto sectario en la región. “Muchos civiles murieron. Vi los cuerpos de mujeres, niños muertos a causa de cuchillazos, todavía tengo esa imagen en mis ojos. Los cuerpos fueron trasladados a las mezquitas porque había tantos que no existía otro lugar en donde ponerlos.

“Han visto a los cuerpos en la televisión, en la computadora, pero nosotros los vemos en la vida real”. Mientras hablaba con CNN, una voz resonó por un altavoz cerca. “Otra persona ha muerto”, explicó. “Están haciendo el anuncio en la mezquita”.

Al Holi tiene claro quién es responsable de la tragedia en Houla. “[El presidente Bachar al] Asad es un asesino de mujeres y niños. Necesita irse de Siria y salir del país, esa es la mejor solución. “Si se va, podemos regresar a una vida normal”.