Egipto llega a la segunda ronda electoral al borde del caos político
Egipto celebra este fin de semana la segunda vuelta electoral.

El Cairo (CNN) — La segunda vuelta de la elección presidencial de Egipto comenzará el sábado mientras el país se tambalea al borde del caos luego de que un tribunal ordenara la disolución del Parlamento y con ello surgieran las dudas de que el Ejército entregue el poder.

El ex primer ministro Ahmed Shafik y el candidato de la Hermandad Musulmana, Mohamed Morsi, triunfaron en la primera vuelta de las elecciones a finales de mayo y se enfrentarán en la segunda vuelta, en la que los egipcios elegirán democráticamente a su presidente por primera vez. El fallo del Tribunal Constitucional Supremo sobre el Parlamento y la preocupación generada opacan el acontecimiento histórico.

La Corte decretó que las reglas por las que se rigieron las elecciones parlamentarias no eran válidas. Con ello, se declaró inválido el Parlamento electo por votación popular, en el que casi la mitad de los escaños habían quedado en manos de los islamistas.

El Tribunal también anuló una ley que habría impedido a Shafik a concursar con base en su filiación con el expresidente Hosni Mubarak, quien dimitió luego de varias semanas de protestas callejeras en Egipto. Todavía se desconoce la autoridad de su sucesor, ya que Egipto carece de una Constitución que guíe al gobierno o que delinee claramente la autoridad del presidente.

El ganador de la segunda vuelta podría encontrarse en una posición de mucho poder que le permita tratar directamente con los regentes militares de Egipto, de quienes se dice que planean promulgar una Constitución provisional mientras se redacta un documento definitivo y se elige un nuevo Parlamento. Los analistas respaldan esta teoría en el caso de que Shafik, exgeneral de la fuerza aérea, gane la segunda ronda.

El líder reformista egipcio Mohamed El Baradei, quien consideró contender en la carrera presidencial, lanzó un llamado a través de Twitter pidiendo al gobierno que posponga la elección. "Elegir un presidente sin Constitución ni Parlamento es elegir un emperador con más poderes que el dictador depuesto. Es una farsa", escribió.

La Hermandad Musulmana señaló en su sitio de internet que Morsi “está decidido a no abandonar al pueblo, que ha depositado su confianza en él, ni permitirá que la revolución fracase brutalmente o que se olvide la sangre pura de los mártires".

Las decisiones del Tribunal propiciaron los rumores de más protestas callejeras, las preocupaciones por que el consejo militar se esté consolidando en el poder y no tenga intenciones de honrar su promesa de entregar el mando al gobierno civil elegido por el pueblo. Mientras, se ultiman los detalles de la segunda ronda electoral de este fin de semana.

De acuerdo con las declaraciones de Hatem Begato, secretario general de la Alta Comisión para la Elección Presidencial, se han distribuido cerca de 50 millones de boletas en las casillas.

Los egipcios que viven en el extranjero votaron el 9 de junio y señalaron que Shafik encabeza las preferencias de los votantes egipcios que viven en Líbano, Túnez, Grecia, Austria y Sierra Leona. El grupo declaró la semana pasada que Morsi era el favorito de los expatriados que votaron en Bangladesh, Sri Lanka, Malasia, Jordania, Etiopía, Yemen, Alemania, Rusia, Argelia y Sudán.