Hayley Turner abre camino para las mujeres jockeys en Gran Bretaña

(CNN) — Son pocos los deportes en los que hombres y mujeres compiten mano a mano, en un terreno de verdadera igualdad. Sin embargo, las carreras de caballos son un espacio en el que sí pueden dar batalla.

Pero a diferencia de otras áreas de la equitación, como las competencias que duran tres días, las mujeres jockeys han luchado para dejar huella junto a la de sus contrapartes varones. Así ha sido hasta ahora.

El 9 de julio, la jinete inglesa Hayley Turner se convirtió en la primera mujer en ganar una carrera del Grupo Uno en el Reino Unido. Al hacerlo, 'galopó' hasta los libros de récords.

Ampliamente respetada dentro de la comunidad de las carreras por ser entusiasta y centrada, la inglesa no permite que sus logros se le suban a la cabeza.

La jinete de 28 años permitió que CNN pasara el día con ella mientras realizaba su rutina diaria al tiempo que se preparaba para el festival del Glorious Goodwood, en el que siguió con su racha triunfadora del Grupo Uno en Newmarket, en el que obtuvo otro triunfo de alto nivel.

Es una vida extenuante, con jornadas que inician a las 4 de la mañana. Las tardes son dedicadas a manejar de arriba para abajo en el país, a donde quiera que vaya a competir. Muchas veces —a menos que sea hasta por la noche— no puede regresar a su casa, ubicada en la propiedad que comparte cerca de Newmarket con Amy Weaver, amiga de hace mucho tiempo y además su entrenadora.

“Son horarios estúpidos, pero no me quejo”, dijo Turner. “Es una vida linda porque no me dedicaría otra cosa”.

Típicamente modesta, Turner es reservada acerca de sus logros.

“Fue lindo ganar una gran competencia y tener la oportunidad de haberlo palomeado en la lista. Fue un viaje que decidí realizar de último minuto”, dijo ella. “Estaba bastante relajada acerca de todo esto porque en mi opinión no es más difícil montar en las grandes carreras que en las pequeñas”.

Turner ya era una especie de pionera hasta antes de su memorable triunfo en la Copa de Julio.

Ampliamente reconocida como la primera mujer en el Reino Unido en sostener una carrera profesional como jinete, ella fue la primera en ser Aprendiz de Campeón en el 2005, y la primera en ganar 100 carreras en un año, en el 2008, una hazaña que la mayoría nunca experimentará en su vida. Turner está en el camino de repetir esa proeza en esta temporada.

Sin embargo, cuando se alzó como la triunfadora absoluta en el Dream Ahead, frente a una multitud en Newmarket, también cruzó una barrera importante en su carrera. Al vencer a los varones en su 'propio juego', Turner ahora se ha ganado el derecho de que solo la llamen “Hayley Turner, la jockey”, en lugar de que se refieran a ella con la típica frase de “Hayley Turner, el jockey femenino”.

Michael Bell, su entrenador, la ha apoyado desde hace una década, cuando su aprendiz tenía 18 años, y todavía monta para él.

“No puedes desestimar lo que Hayley ha logrado”, dijo Bell. “Hay un prejuicio en contra de los jinetes femeninos, la primera jinete mujer montó en la pista hasta hace apenas 40 años, por lo que ella realmente ha sido una exploradora”.

De acuerdo con las últimas cifras de la Escuela de Carreras Británica, la academia de entrenamiento para quienes pretenden ser jinetes, las mujeres representan más del 70% de los estudiantes en su curso de fundamentos.

Sin embargo, para la segunda etapa del curso, el que prepara a los estudiantes para su formación en las carreras, el número baja al 39%. Para las carreras de saltos la cifra es todavía menor: apenas 3% de los aprendices son mujeres.

A pesar de esto, son mujeres las dos terceras partes de los jinetes que trabajan en la mayoría de las yardas de las carreras. En su mayoría, esto se debe a que al ser naturalmente mas pequeñas, les resulta más sencillo mantener el peso ideal de unos 50 o 55 kilos.

¿Es solo una cuestión de tiempo la posibilidad de que las compuertas se abran y más mujeres sigan los pasos de Turner?

Solo otras dos mujeres que compiten actualmente en el Reino Unido se han acercado a igualar los logros de Turner: Cathy Gannon y Kristy Milczarek.

Sin embargo, la victoria de Turner en la Copa de Julio eclipsa cualquier logro de una mujer jinete antes que ella.

“Significa que puedo bajar un poco mi guardia”, dijo ella. “Antes siempre estaba un poco a la defensiva acerca de todo este asunto de ser mujer, y trataba de minimizarlo, pero ahora que he logrado esto, creo que la gente puede ver que solo por el hecho de que soy una jinete no quiere decir que no pueda usar tacones y pintarme las uñas”.

A veces Turner parece apenarse por su nuevo estatus de modelo a seguir. Su éxito en la pista, junto con su personalidad de una mujer jove, común y corriente, la han convertido en alguien entrañable, tanto para la prensa de las carreras como para la que no lo es.

Ha posado, entre otras, para revistas como Vanity Fair, pero sigue determinada a dejar que su desempeño en las carreras hable por ella.

“¡Creo que soy mejor jinete que modelo!, sí, tengo mucha publicidad, probablemente más de la que me merezco algunas veces, pero nunca me pierdo en las nubes. Es algo divertido, pero obviamente las carreras son mi prioridad y no dejaré que nada se interponga en mi camino”.

Ya veremos si el éxito de Turner tendrá un impacto directo en la cantidad de mujeres jinetes que saldrán de las filas de las carreras.

Sin embargo, con muchos años de carrera por delante, no apostarías en contra de que Turner, por sí misma, cambie la manera en la que vemos a las mujeres jockeys que compiten en este deporte.

“Creo que esto sí se puede lograr”, dijo Turner. “Si otras jinetes son suficientemente buenas, no veo razón alguna por la que no puedan trascender. Si trabajan duro, son ambiciosas y tienen pasión, lo conseguirán”.