Clinton y el jefe del consejo militar de Egipto discuten la transición democrática
Mohamed Tantawi recibe a la secretaria de Estado de EE. UU. Hillary Clinton en El Cairo.

Por Elise Labott, CNN

EL CAIRO, Egipto (CNN) – La secretaria de Estado de EE. UU. Hillary Clinton se reunió el domingo con el líder del Consejo Supremo de Fuerzas Armadas de Egipto, un día después de que le pidió al primer presidente elegido democráticamente que “haga valer la completa autoridad de la presidencia”.

El encuentro de Clinton con Mohamed Hussein Tantawi, realizado frente a la prensa, se produce en medio de un caos político en Egipto, en el que el presidente Hoamed Morsi sostiene relaciones tensas con la cúpula militar en El Cairo.

Los líderes militares egipcios tomaron el control del gobierno después del levantamiento civil que derrocó a Hosni Mubarak en febrero de 2011, prometiendo entregar el control después de las elecciones.

Clinton y Tantawi, que hablaron un poco más de una hora, discutieron la transición política y del actual diálogo del consejo militar con Morsi, dijo un alto funcionario del Departamento de Estado, quien describió los detalles de la reunión en condición de anonimato.

El funcionario dijo que los dos también discutieron un paquete económico cuyos detalles dio un día antes Clinton, diciendo que el presidente estadounidense Barack Obama quiere condonar hasta mil millones de dólares de la deuda de Egipto y ayudar a fomentar la innovación, el crecimiento y la creación de empleo.

Clinton también dijo que Estados Unidos está preparado para entregar 250 millones de dólares en garantías de préstamos a las empresas egipcias.

La secretaria de Estado le enfatizó a Tantawi la importancia de proteger los derechos de todos los egipcios, incluyendo de las mujeres y las minorías, dijo el funcionario. No se conocieron detalles sobre la reacción de Tantawi.

Durante una reunión el sábado con Morsi, Clinton aseguró que depende del pueblo egipcio moldear el futuro político del país. También dijo que Estados Unidos  trabajará “para respaldar el retorno de los militares a un rol de seguridad estrictamente nacional”.

“Estados Unidos apoya la transición completa a un gobierno civil, con todo lo que esto implica”, dijo.

Clinton presentó las ideas de Estados Unidos para apoyar la frágil economía de Egipto y discutió asuntos de seguridad regional con Morsi, según dijo el mismo funcionario del Departamento de Estado que se refirió a la conversación con Tantawi.

A principios de la semana, Clinton envió un mensaje a los líderes de Egipto para entablar conversaciones y resolver sus diferencias por el bien de la gente, diciendo que tanto el presidente como los militares necesitan trabajar juntos para evitar el descarrilamiento de la transición democrática de Egipto.

Tantawi, un oficial de infantería de 76 años, combatió en las guerras de Egipto e Israel de 1956, 1967 y 1973.

El ejército egipcio es la base del estado moderno, habiendo derrocado la monarquía de ese país en 1952.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas actualmente ocupa el poder legislativo, tras ordenado la disolución del parlamento después de que la corte suprema dictaminara que había sido elegido bajo leyes que no eran válidas.

Morsi intentó llamar al Parlamento a funciones después de que se posesionó como presidente, pero la corte reafirmó su posición, así que el consejo militar retiene el poder legislativo hasta que un nuevo parlamento sea elegido al final del año.

En la elección presidencial, Morsi superó a Ahmed Shafik –el último primer ministro de Mubarak-, ganando con 52% de los votos.

Morsi renunció a la Hermandad Musulmana y a su Partido de Libertad y Justicia poco después del anuncio de los resultados, en un aparente esfuerzo por enviar un mensaje de que representará a todos los egipcios.

Los asesores de Clinton dijeron que la secretaria de Estado quiso visitar Egipto poco después de la posesión de Morsi para mostrar que la administración Obama busca que el nuevo gobierno mejore la economía de ese país.