Presentación de Springsteen y McCartney es interrumpida, a la fuerza, en Londres
El concierto de Bruce Springsteen fue terminado a la fuerza por la normativa del consejo municipal de Londres.

Por Linnie Rawlinson, CNN

(CNN) – Bruce Springsteen había estado esperando este momento por mucho tiempo. “Debo decirles”, dijo ante un público de 65.000 personas, “que he estado intentando hacer esto por 50 años”. Para el final de su presentación en el Hyde Park de Londres el sábado, organizó un regalo muy especial: una colaboración en el escenario con la leyenda de los Beatles, Paul McCartney.

Pero la gran estrella del rock no contaba con que el consejo local de Londres le iba a mostrar quién manda.

En el clímax de su concierto de tres horas, Springsteen y McCartney, junto con E Street Band y Tom Morello –guitarrista de Rage Against the Machine-, tocaron una versión genial de I Saw Her Standing There ante la entusiasta multitud. El deleite de Springsteen era palpable: sonreía y tenía la cara iluminada, como la de un niño que acaba de recibir un regalo de Navidad.

El grupo estelar luego interpretó una versión candente de Twist and Shout, pero a medida en que la noche llegaba a su momento cumbre en medio de fuegos artificiales, pudo verse a un hombre haciendo señas de manera frenética detrás del escenario, indicando que se le acababa el tiempo a los roqueros.

Luego, a las 10:40 p.m. hora local, mientras que Springsteen y McCartney tocaban Twist and Shout, el sonido de repente se apagó, y todo quedó en silencio.

Al principio, Springsteen –conocido como ‘The Boss o ‘El Jefe’– no pareció notarlo. Intentó dirigirse al público, aparentemente sin darse cuenta de que no lo podían escuchar. Pero cuando se hizo evidente de que no había amplificación, él y el guitarrista Stevie Van Zandt tocaron lo que parecía ser una breve despedida a cappella para el beneficio de los asistentes en las primeras filas, luego se encogieron de hombros y abandonaron el escenario.

El Consejo de Westminster de Londres luego confirmó que los organizadores del concierto Hard Rock Calling habían cortado la electricidad, diciendo que estaban “ciñéndose a su licencia para el evento”. Según la página de Hard Rock Calling, Springsteen debió haber terminado la presentación a las 10:15 p.m.

Las condiciones para realizar conciertos en el parque central más grande de Londres se han vuelto más estrictas en el último año, reportó BBC, debido al aumento de quejas de parte de los residentes locales. Los eventos, que aportan financiamiento vital para la administración del parque, han sido disminuidos de 13 a nueve y la cantidad de público ha sido reducida de 80.000 a un máximo de 65.000. Los activistas en el barrio de clase alta también han pedido una reducción en los niveles de ruido permitidos.

Springsteen es reconocido por sus presentaciones maratónicas. Esa noche no era diferente. Llegó al escenario a las 7:30 p.m. y tocó sin interrupción por más de tres horas, desde la hermosa canción acústica Thunder Road hasta una extensa lista de canciones entre las que estaban Badlands, Because the Night, Waitin' on a Sunny Day y The River. Luego tocó el grupo de grandes éxitos Born in the USA, Born to Run, Glory Days y  Dancing in the Dark antes de llamar al escenario al ex-Beatle para el final.

Pero eso no fue suficiente para satisfacer a sus fans, quienes quedaron desconcertados y luego iracundos cuando la presentación de su ídolo fue terminada.

“Me avergüenza ser británico en este momento, Springsteen y McCartney tocando Twist & Shout en Hyde Park y el consejo quita la electricidad debido al toque de queda”, escribió en Twitter el actor y comediante Stephen Merchant.

El periodista británico Richard James escribió en su cuenta en Twitter, “Springsteen y McCartney: sólo en Reino Unido un consejo local puede acabar el concierto de los más grandes artistas en 50 años, que además lo estaban dando todo”.

El asistente Liz Chong [@lizchong1] exigió que los organizadores del concierto pidan perdón por cortar a Springsteen y a McCartney en medio de una canción, diciendo “No volverán”.

En la noche del domingo, Paul Simon subirá al escenario. Debe considerarse advertido: si invita a otoa grande de la música para un final genial, deberían estar pendientes del reloj.