La agonizante espera de las familias de las víctimas del tiroteo en Colorado

(CNN) - Consejeros de duelo fueron dispuestos este sábado para ayudar a los dolientes del tiroteo en una sala de cine de Colorado, horas después de que las autoridades comenzaron la terrible tarea de notificar a los familiares de las víctimas de la masacre.

"Esperé cerca de 19 horas para escuchar a la policía, en las que estaba agonizando y pensé que esto era una verdad cruel para todas las familias de las víctimas", dijo Anita Busch, quien afirmó que su prima, Micayla Medek estaba entre los muertos. "Habíamos estado tratando de encontrarla desesperadamente".

Las familias de los fallecidos no habían sido notificados hasta el viernes por la noche debido a que una investigación estaba en curso en la escena del crimen en Aurora, dijo la policía.

Familiares de Alex Sullivan también se encontraban entre los que recibieron la temida noticia.

"La familia Sullivan perdió un valioso miembro de su familia", dijo un representante en un comunicado. "Alex era inteligente, divertido, y sobre todo muy querido por sus amigos y familiares. Hoy era su cumpleaños número 27."

Su tío, Jim Loewenguth dijo que Sullivan era un empleado del teatro, pero estaba libre esa noche.

Sullivan estaba casado y le encantaba cocinar, dijo Loewenguth.

Él estaba "lleno de alegría" y "nunca se resentía por nada", dijo.

Mientras algunos familiares soportaron un día de angustia el viernes, corriendo entre las áreas de hospitales de Denver y tratando de averiguar el paradero de sus seres queridos, otros ya sabían la respuesta.

La aspirante a periodista deportiva Jessica Ghawi estaba entre los muertos, dijo su hermano Jordan en su blog, citando a la oficina del forense.

Ghawi, en la mitad de sus 20 años, escapó por poco de otro tiroteo masivo en Toronto el mes pasado -un incidente que le llevó a reflexionar sobre la vida en su blog.

Yo vi lo frágil que es la vida. Yo vi el terror en los rostros de los transeúntes. Vi a las víctimas de un crimen sin sentido. Vi que las vidas cambian", escribió en ese momento." Me acordé de que no sabemos cuándo ni dónde va a terminar nuestro tiempo en la Tierra. Cuándo o dónde vamos a respirar el último aliento".

Algunas familias encontraron alivio al final de una montaña rusa emocional.

Patricia Legarreta, quien fue al estreno de la nueva película de Batman con su prometido, su bebé de 4 meses y su hija de 4 años recordó entre lágrimas lo que sucedió cuando se produjeron los disparos.

Legarreta, quien sufrió heridas en las piernas, dijo que ella agarró a su hijo e hija y se dirigió hacia la puerta. "Hubo un momento en que mi hija se cayó. La alcé y la estuve arrastrando mientras pensaba que lo único que teníamos que hacer era salir".

Legarreta y su novio, Jamie Röhrs, hablaron sobre su terrible experiencia en el programa de CNN "Piers Morgan Tonight".

"Yo estoy tratando de salir del camino, pero la gente está cayendo a mi lado", dijo Röhrs. Entonces pensó, "Esto es todo".

En el caos, la pareja se separó. Röhrs se dio cuenta de que Legarreta y sus hijos lograron salir del teatro.

En el hospital, la pareja tuvo una conversación inesperada.

"Fue al baño y volvió", dijo Legarreta de Röhrs. "Luego él sólo me miró y me dijo: 'Sé que este no es el momento ni el lugar, pero ¿quieres casarte conmigo?' Y yo le dije, 'sí'".

Los heridos fueron atendidos en cinco centros médicos: el Hospital de la Universidad de Colorado, el Centro Médico de Denver, el Hospital de Niños, el Centro Médico Sueco y el Hospital Adventista de Parker.