Cuando muere un hijo, qué NO debes decirle a sus padres
Veronica Moser Sullivan tenía seis años cuando fue asesinada en el cine en Aurora, Colorado.
28 julio 2012
12:22 PM ET

Cuando muere un hijo, qué NO debes decirle a sus padres

(CNN) — De las 12 personas asesinadas en el tiroteo masivo de la semana pasada en un cine de Colorado, Estados Unidos, Veronica Moser-Sullivan, de seis años era la más joven. Su madre, Ashley Moser, permaneció hospitalizada hasta este martes por heridas sufridas durante el tiroteo.

Cuando los minutos de silencio terminen, las personas seguirán sin tener palabras para describir lo que les pasó a sus padres, hermanos e hijos asesinados y heridos en Aurora.

Los deudos tienen un tarea especialmente difícil: encontrar palabras de consuelo para lo incomprensible.

Los expertos en duelo dicen que la pérdida de un hijo trae un tipo especial de angustia.

“Piensas en todo lo que te perderás: las graduaciones, las lecciones de natación, los recitales de baile”, dice Patricia Loder, directora ejecutiva de The Compassionate Friends (Los Amigos Compasivos), una fundación que apoya a quienes lidian con el duelo por la muerte de un hijo.

Loder perdió a sus dos hijos en un accidente automovilístico en 1991 y desde entonces canalizó su duelo en ayudar a otros.

“Una de las cosas más importantes es escuchar lo que los padres tienen que decir. Lo llamó ‘la cabeza y el corazón’. Su cabeza sabe que su hijo ha muerto, pero su corazón no quiere creerlo”, dice Loder.

La fotogalería de CNN de las víctimas del tiroteo de Aurora generó opiniones de varios lectores sobre qué decir y qué no decir a padres desconsolados:

“Cuando quieres reconfortar a un padre cuyo hijo ha muerto, por favor no digas ‘no puedo imaginarme…’. No sé por qué, pero cuando las personas dicen esto, y escucho a las personas dicendo esto al aire todo el tiempo, me molesta. Mi hijo murió hace dos años, y la forma en que interpreto esas palabras puede parecer sesgada, pero no puedo evitarlo; escucho esas palabras como si dijeran: ‘eso nunca podría pasarme a mí’ o ‘eres tan diferente a mí que no puedo relacionarlo’….”, dijo “Nellen”, un comentarista de CNN.

El comentarista “sallyforth88” respondió: “Cuando las personas que tratan de consolar a alguien dicen cosas como ‘no puedo imaginarme’, realmente, probablemente, NO pueden imaginarlo porque nunca les ha pasado a ellos. ¿Preferirías que alguien te dijera, ‘sé cómo debes estar sintiéndote'? Creo que eso es 10 veces peor. Pero sólo tratan de reconfortarte. Por favor no seas tan sensible cuando las personas sólo tratan de ayudar… algunas personas no saben qué decir”.

A veces no es lo que dices, sino lo que no dices, según la psiquiatra Abigail Brenner.

“Lo mejor que puedes hacer es estar cerca y escuchar a los padres, y no intentar infundir tu propia opinión”, dice Brenner.

Incluso si has perdido a un hijo, Brenner dice que la frase “sé como te sientes” es muy subjetiva. La respuesta de cada padre es diferente: Algunas personas tratan de sacar lo mejor de esta situación; otras se desmoronan; algunas se enojan; otras intentan canalizarlo en algo positivo.

“Piensan que deben decir algo. Somos una sociedad donde nos sentimos incómodos con el silencio. Creemos que necesitamos razonar por qué esto sucedió”, dice Loder.

A veces lo mejor que puedes hacer es simplemente estar presente. Dejar que los padres sepan que estás ahí para ellos: pasarles un pañuelo, sobar su espalda, dejar que sus lágrimas caigan en tus hombros.

“No tienes que decir mucho o intentar eliminar el dolor. Palabras como ‘lo lamento mucho’ o ‘estoy aquí para ti’ pueden ser sanadoras. Es importante reconocer su dolor y no cambiar el tema ni decirles que no es tan malo”, dice la psicóloga clínica Melanie Greenberg, quien se especializa en duelo y traumas.

Y aunque es fácil tratar de encontrar esa proverbial luz al final del túnel, Brenner dice que los comentarios como “esto pasará” deben ser evitados, porque aunque el duelo se supere, los recuerdos del niño no se superarán, ni deben superarse.

“La idea de terminar el duelo no significa que debas dejar de llorar la muerte de un hijo o que lo superes, sino que lo que tienes que tener es un cierre en la vida emocional. Llevas el recuerdo. Quieres poder seguir adelante”.

Comparte las palabras y acciones que te han ayudado a través de sucesos traumáticos en los comentarios.

Temas:
Secciones: Vida