Por Krupskaia Alís, CNN

(CNNEspañol.com) - A las 18:04 del domingo, tres hombres armados y encapuchados ingresaron a las instalaciones del periódico El Norte, en el nunicipio de San Pedro Garza García, en el estado mexicano de Nuevo León. Tras amagar a los guardias de seguridad, rociaron con gasolina el inmueble para luego incendiarlo.

Tan sólo un minuto permanecieron en el interior y después huyeron en tres vehículos.

El vocero de Seguridad Pública del gobierno de Nuevo León, Jorge Domene, dijo a CNN en Español que tan sólo hubo daños materiales.

Agregó que investigan los hechos y que cuentan con algunos indicios sobre los posibles autores, así como pistas sobre los vehículos en los que se escaparon.

Con este ya son tres los ataques contra sucursales del grupo Reforma en Nuevo León, después de que los del 10 de julio contra dos oficinas del diario El Norte atacadas con granadas y armas de fuego. En ninguno de los casos se ha logrado ubicar a los responsables.

Según la organización Article 19, desde 2006 suman ya 40 los ataques contra medios de comunicación en México, hechos de violencia que, según secretario de Estado adjunto de Estados Unidos, William Burns, preocupan a la Casa Blanca al tener como objetivo suprimir el tráfico libre de información.

Algo, que diversas organizaciones gremiales denuncian desde hace años. Dicen que en el país han sido asesinados 72 periodistas desde el año 2000, mientras que 14 están desaparecidos, y que la mayoría de los casos, no han sido resueltos.

Para la relatora especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para la Libertad de Expresión, Catalina Botero, “las autoridades mexicanas deben tomar medidas inmediatas para proteger a aquellos periodistas o defensores de derechos humanos que están siendo amenazados, así como avanzar decididamente en la lucha contra la impunidad de los crímenes cometidos”.

Salvaguardar a periodistas y defensores de derechos humanos, dijo, es un elemento esencial en la lucha contra la delincuencia.