8 agosto 2012
09:07 AM ET

Primer vistazo a la película de Osama bin Laden

(CNN) — Hollywood ama el escándalo y tiene uno entre las manos gracias a una película que atrajo críticas antes de empezar el rodaje. Zero Dark Thirty se trata de la búsqueda y muerte de Osama bin Laden realizada por Kathryn Bigelow y Boal Marcos, el equipo que hizo Zona de Miedo, ganadora del Oscar a Mejor película.

La película estaba prevista para llegar a las pantallas antes de las elecciones de Estados Unidos de noviembre próximo pero, después de las quejas del Partido Republicado de que se trataba de publicidad a favor del presidente Barack Obama, se retrasó hasta diciembre.

Sin embargo, el tráiler oficial ha salido a la luz: una muy estilizada gama de clips de película que en su mayoría se asemejan a las imágenes de satélite que se podrían ver en una de las salas de guerra de la CIA estadounidense.

Hay dos menciones de bin Laden, pero no del presidente Obama. Y el guionista de la película dijo a la revista Entertainment Weekly (EW) que el presidente no se menciona en la película tampoco. EW es propiedad la empresa matriz de CNN, Time Warner.

"Mucha gente se va a sorprender cuando vea la película. Por ejemplo, el presidente no está representado en la cinta. No está en la película", dijo Mark Boal.

La película ha estado en el centro de la lucha partidista en Washington desde el pasado verano. El Departamento de Defensa dijo que investigaría si existe alguna irregularidad en la ayuda a la realización de la película. La CIA también está acusada de dar demasiado acceso a los cineastas.

La investigación del inspector general del Pentágono se produjo después de los cuestionamientos que fueron planteados por el representante Peter King, un republicano de Nueva York.

Exigió la investigación de los inspectores generales del Departamento de Defensa y la CIA para determinar si información clasificada acerca de las tácticas de operaciones especiales, técnicas y procedimientos se filtraron a los realizadores. Dijo que la película era una "colaboración potencialmente peligrosa" entre los cineastas liberales y la administración.

Algo que las investigaciones encontraron fue una colaboración entre funcionarios y los cineastas, pero el Departamento de Defensa y la Casa Blanca han dicho que no es distinto a lo que hacen con muchos cineastas y periodistas regularmente.