Tampa, Florida (CNNEspañol.com) - El senador de Florida Marco Rubio fue el encargado de presentar a Mitt Romney este jueves ante la Convención Nacional Republicana para su discurso de aceptación como candidato presidencial.

Rubio, que durante varios meses sonó como posible compañero de fórmula de Romney hasta que se anunció la elección de Paul Ryan, inició pidiendo oraciones por "la libertad de Cuba" y dijo que el problema con Obama "no es que sea una mala persona… nuestro problema es que es un mal presidente".

Obama "le dice a los estadounidenses que están peor porque hay otros que están mejor, que la gente se enriqueció a costa de empobrecer a otros. La esperanza y el cambio se han convertido en divide y vencerás".

En un emotivo discurso, Rubio recordó cómo su padre "trabajó tras la barra de un bar al fondo de un salón de baile todos esos años para un día yo pudiera estar tras un podio al frente de una sala".

"Ese viaje, desde detrás de la barra del bar hasta estar detrás de este podio es la esencia del milagro, de que somos excepcionales no porque tenemos más ricos aquí. Somos especiales porque aquí se hacen realidad los sueños que en otra parte son imposibles".

Rubio concluyó haciéndose esta pregunta: "¿Queremos que nuestros hijos hereden nuestros sueños y esperanzas, o queremos que hereden nuestros problemas?"

"Mitt Romney cree que si logramos cambiar la dirección de nuestros país, nuestros hijos y nietos serán la generación más próspera, y sus logros asombrarán al mundo".