Un granjero en Oregón es devorado por sus propios cerdos

(CNN) - Las autoridades de Oregón están investigando cómo un granjero de cerdos fue devorado por sus propios animales.

Los restos de Terry Vance Garner, de 70 años, fueron encontrados en su granja de cerdos el miércoles, según informes de la prensa local el lunes.

El granjero había ido a alimentar a los cerdos, algunos de más de 300 kilos de peso, alrededor de las 7:30 am, de acuerdo con un reporte de KMTR, filial de CNN. Después de que Garner no fue visto por varias horas, un miembro de la familia fue a ver cómo estaba y encontró la dentadura postiza en el criadero de cerdos. Otros restos fueron encontrados, pero los cerdos se habían comido la mayor parte del cuerpo del agricultor, según el informe.

El departamento del alguacil está investigando la muerte.

"Debido a las inusuales circunstancias, la Oficina del Alguacil está investigando para determinar si pudo haber un crimen en la muerte del señor Garner", dijo el fiscal de distrito del Condado de Coos, Paul Frasier a la afiliada de CNN, KVAL.

"Por lo que sabemos fue un accidente horrible, pero es tan malditamente extraño que tenemos que contemplar todas las posibilidades", dijo Frasier citado por el diario The Register-Guard.

Garner pudo haber sufrido un ataque al corazón y haber caído en el corral o los cerdos pudieron haberlo derribado y luego se lo comieron, dijo Frasier al periódico.

El estado de los restos encontrados hacen difícil determinar la causa de la muerte, según los informes de prensa. Estos habrían sido enviados a la Universidad de Oregón y examinados por un antropólogo forense, según el informe.

El hermano del agricultor, Michael Garner, dijo a The Register-Guard que uno de los cerdos había mordido el agricultor el año pasado después de que accidentalmente pisó un lechón.

"Me dijo que lo iba a matar, pero cuando le pregunté sobre ello más tarde me dijo que había cambiado de opinión", dijo Garner.

Garner dijo a The Register-Guard que su hermano era un veterano de Vietnam que sufría de trastorno de estrés post-traumático. La granja fue "un salvavidas" para él, dijo.

"Esos animales eran su vida", dijo Garner a The Register-Guard.