La cacería del lobos enfrenta a activistas y autoridades de Minnesota
22 octubre 2012
12:16 PM ET

La cacería del lobos enfrenta a activistas y autoridades de Minnesota

(CNN) — A medida que el estado de Minnesota, en Estados Unidos se prepara para su primera temporada de cacería de lobos, los activistas defensores de ese animal que alguna vez estuvo en peligro de extinción esperan la intervención de la corte.

La semana pasada, el Centro para la Diversidad Biológica, una organización nacional de conservación, se unió al grupo de Minnesota Howling for Wolves (Aullando por los lobos) para solicitar a la Suprema Corte del estado frenar la cacería y las trampas de lobos en este otoño.

La primera temporada controlada de cacería de lobo empezará el 3 de noviembre. La Corte de Apelaciones de Minnesota negó una moción preliminar de los grupos para un mandato judicial porque fallaron en “demostrar la existencia del daño irreparable a los lobos” y piden a la Suprema Corte del estado revisar a decisión.

“Al apresurarse a abrir la temporada de cacería este otoño, el Departamento (de Recursos Naturales) cerró la puerta a la participación del público en una decisión administrativa controversial sobre la cacería y las trampas para los lobos”, dijo en un comunicado Collete Adkins Giese, abogada del Centro para la Diversidad Biológica, en un comunicado.

“Solo si frenamos la caza aseguraremos que los funcionarios estatales sigan la ley y hagan su deber para proteger la vida salvaje de nuestro estado”.

En un caso legal distinto, The Human Society y el Fondo para los Animales anunciaron su intento para demandar al Servicio de Pesca y Vida Salvaje de EU para restaurar la protección federal a los lobos de los Great Lakes, bajo la Ley de Especies en Peligro. Los grupos también pidieron a Minnesota posponer la cacería hasta que haya una resolución.

“Esta es una temporada de cacería, pura y simple. Es una matanza recreacional”, dijo Howard Goldman, director estatal de The Human Society. “Los lobos son animales muy complejos, inteligentes, que juegan un papel muy importante en nuestro ecosistema natural. No son sacos de maíz; no son algo que puedes cosechar. La gente en el estado se preocupa por los lobos y no quieren que sean para deportes o recreación”.

El lobo gris ingresó a la lista de especies en peligro en 1974 en Minnesota, cuando su población cayó a 750, de acuerdo con el International Wolf Center.

Ahora, este grupo indica que la población de lobo gris en el estado está en “aumento/estable”. Esta especie salió de la protección federal este año y, como resultado, el Departamento de Recursos Naturales de Minnesota adquirió la responsabilidad por el animal.

Inicialmente, el estado tenía un periodo de espera de cinco años antes de permitir la cacería, pero la legislatura quitó esa ley.

“El Servicio de Pesca y Vida Salvaje de EE.UU. confió en las agencias estatales de vida salvaje para administrar de manera responsable las poblaciones de lobos, pero sus planes extremos para permitir la cacería de trofeo y las capturas recreacionales inmediatamente después de que saliera de la lista, demuestran que la confianza no tenía garantías”, dijo Wayne Pacelle, presidente y director general de The Human Society, en un comunicado.

El Servicio de Pesca y Vida Salvaje no emitió comentarios sobre las acciones legales.

“Los lobos suman en total 4.000 animales en tres estados principales en recuperación (Michigan, Minnesota y Wisconsin) en el área de Great Lakes”, señaló Georgia Parham, vocera de la dependencia. “La distribución y población en el área del lobo gris ha excedido sus metas de recuperación al menos desde 2001 y excede por mucho las metas de población en cada uno de los tres estados”, indicó en un correo electrónico enviado a CNN.

El Departamento de Recursos Naturales de Minnesota estima que la población de lobos en el estado asciende a 3.000 y dice que la cacería apunta a 400 lobos. “Eso no representa una amenaza a la conservación”, indicó.

La temporada de cacería y captura de lobos cierra el 13 de enero o cuando mueran 400 lobos, lo primero que ocurra. Más de 23.000 cazadores entraron al concurso para participar, mientras que se otorgaron 6.000 licencias.

De acuerdo con Parham, el Servicio monitorea la población de lobos en la zona de Great Lakes y en caso de que se presente una nueva amenaza, puede iniciar procesos de emergencia.

Pero Goldman dice que la investigación de The Human Society muestra lo contrario.

“Nos dan un estimado de 3,000 lobos en nuestro estado. Vamos a tener una caza de 400. Habrá otros 300 lobos muertos por programas de depredación y estimamos otros 300 que serán matados de manera ilegal, así que van 1.000 lobos. Eso es un tercio de la población y muchos biólogos dicen que el punto en el que la población empieza a declinar es el 30%, así que ahí estamos”.

Chris Niskanen, director de comunicaciones del Departamento de Recursos Naturales de Minnesota, dijo que el estado cumplió las metas de población de lobos hace casi una década y que tienen una de las mayores densidades registradas en la historia.

A medida que aumenta la población de lobos, también incrementan los conflictos de estos animales con los humanos. En general, los lobos atacan principalmente a venados, alces o castores, pero el International Wolf Center dice que también pueden ir contra animales domésticos.

“Tenemos un reto para asegurar que los lobos permanezcan en este paisaje. Es una prioridad para nosotros”, dijo Niskanen. “Además de esa misión, nuestro trabajo es reducir los conflictos entre lobos y humanos”.

“Esperamos que esta primera temporada de caza y captura nos de mucha información para que podamos controlar la población de lobos y reducir los conflictos al mismo tiempo”.

Pero Goldman tiene una opinión distinta.

“La única razón por la cual hay cacería de lobos es para complacer a los cazadores, tienen la caza para trofeos, para deporte”, afirmó. “Nosotros decimos: esperen, cuál es la prisa, apenas fueron quitados de la lista, estudien esta población. Tenemos que errar por el lado de la caución. Esta es una población virtualmente destinada a la extinción”.


Secciones: Animales • Estados Unidos • Medio Ambiente