Los operadores de redes celulares en EE.UU. se blindan ante la amenaza de "Sandy"
Los operadores de teléfonos celulares también necesitan evitar que sus redes se sobrecarguen.

Por David Goldman

(CNNMoney) — Ante la advertencia de Sandy, que este lunes se adentra en el noreste de Estados Unidos, los principales operadores de telefonía móvil de ese país —AT&T, Verizon y Sprint— pasaron el fin de semana haciendo pruebas para prevenir fallas potenciales en sus redes.

Ante los apagones, para millones de personas el celular es su principal herramienta de información en este desastre.

Verizon asignó grupos de emergencia dedicados a reparación de fallas; los ingenieros de Sprint desplegaron generadores de respaldo justo al margen del trayecto de la tormenta y AT&T instaló nuevas baterías en antenas concentradoras de señales celulares.

Los tres principales operadores de la nación cerraron la mayoría de sus tiendas en la región del Atlántico medio y Nueva Inglaterra, este lunes.

Con la mayoría de las preparaciones completas, ahora es tiempo de esperar y ver qué estragos trae Sandy.

Los operadores prepararon una flota de equipos de emergencia con algunos nombres en inglés, parecidos a los de animales de la granja: COWs (Celulares En Ruedas, por sus siglas en inglés, pero si se escribe en minúsculas significa vacas), GOATs (Generadores en Remolques, por sus siglas en inglés, pero si se escribe en minúsculas significa cabras) y COLTs (Celulares en Camiones Ligeros, por sus siglas en inglés, pero si se escribe en minúsculas significa potros).

Estas torres celulares temporales, generadores, camiones de diesel y bolsas de arena están estacionados a lo largo del borde de la tormenta, y los equipos de emergencia están en espera de utilizarlos o repararlos tan pronto como algo salga mal. Los centros de monitoreo de los operadores observan sus redes para detectar cualquier señal de problema.

Las inundaciones y los vientos a veces amenazan las torres de transmisión celular, pero la mayoría son lo suficientemente fuertes para lo peor. Las torres de Sprint, por ejemplo, están construidas para soportar vientos de hasta 177 kilómetros por hora, dijo una vocera de la empresa.

Pero también señaló que frecuentemente las áreas golpeadas, como Florida, tienden a tener torres de celulares en terrenos altos, a diferencia de las áreas que se espera que impacte Sandy.

Las inundaciones podrían dificultar la llegada de los técnicos reparadores hasta las torres de celulares que han perdido energía. En preparación para Sandy, muchos de los sitios de celulares de Sprint fueron protegidos con sacos de arena.

Los cortes de energía son, por mucho, la mayor amenaza a las torres de celulares. Esa es la razón por la que muchas torres tienen respaldos de baterías, las cuales que pueden alimentar a la torre durante un día o dos.

Muchos también tienen generadores de respaldo de base de diesel en caso de que la batería falle. Las empresas de teléfonos celulares tienen contratos con proveedores locales de diesel para mantener a los generadores con combustible suficiente.

Si las inundaciones provocadas por Sandy dejan a las torres fuera del alcance de los servicios de reparación, las empresas de teléfonos celulares lanzarán los COLTs y COWs, formando torres de celulares improvisadas en un intento por mantener una cobertura constante.

Eso es crucial no solo para los clientes, sino también para los rescatistas y otros equipos de respuesta inmediata. Cada uno de los tres principales operadores tiene un equipo especial que trabaja directamente con la policía y servicios de protección civil para asegurar que mantienen la capacidad para comunicarse en un desastre.

Los operadores de teléfonos celulares también necesitan evitar que sus redes se sobrecarguen cuando impacta una tormenta seria.

Cuando el huracán Katrina tocó tierra en Nueva Orleans en Estados Unidos el 29 de agosto de 2005, la red de AT&T resultó sobrecargada con llamadas dentro y fuera de la región de la Costa del Golfo en Estados Unidos. En algún punto ese día, 10 millones de personas intentaron llamar a Nueva Orleans simultáneamente. Fue uno de los acontecimientos de llamadas localizadas más grandes en la historia de la red de esa telefónica.

Por esos antecedentes, los tres operadores monitorean sus redes desde centros de comando centrales y regionales, comunicándose constantemente con los rescatistas en tierra y desviando el tráfico cuando es necesario.

Los coordinadores de emergencia cuentan con que las redes inalámbricas se sostengan.

La Agencia Federal de Administración de Emergencias de Estados Unidos publicó un tuit la mañana de este lunes sugiriendo que las personas aprovechen sus gadgets móviles: “Las líneas telefónicas se congestionan durante/después de #Sandy. Deja que tus seres queridos sepan que estás bien enviando un mensaje de texto o actualizando tus redes sociales”.