6 formas en que la religión del electorado puede influir en el resultado de las elecciones
6 noviembre 2012
05:43 PM ET

6 formas en que la religión del electorado puede influir en el resultado de las elecciones

(CNN) — El hecho de que Barack Obama y Mitt Romney hayan evitado hablar de religión durante sus campañas, no significa que el credo no juegue un papel importante para determinar al ganador de la contienda presidencial.

Te presentamos seis formas en las que la religión del electorado puede moldear el resultado de este martes:

1. ¿Los católicos elegirán al ganador?

Representan más de un cuarto de los votantes y han escogido al ganador en cada elección desde al menos 1972.

Los católicos romanos son la quintaescencia del voto indeciso.  Incluyen una serie de grupos étnicos tan diversos que algunos desafían la idea de un bloque católico de votantes.

De cualquier forma, ambas campañas han buscado a este sector y tienen vicepresidentes católicos: Joe Biden y Paul Ryan.

2. ¿Los evangélicos acudirán en masa?

Existe mucha especulación sobre si los evangélicos blancos, quienes han representado más de un tercio de los votos republicanos en elecciones recientes, saldrán en masa para apoyar a Mitt Romney, un mormón que durante años respaldó el aborto y los derechos de los homosexuales.

Dichos aspectos preocupan a muchos de los evangélicos más conservadores.

Líderes evangélicos como el influyente reverendo Billy Graham han expresado su apoyo por Romney, pero ¿habrá suficientes creyentes para impulsar al republicano en los estados indecisos como Ohio y Virginia? ¿Barack Obama quitará votos evangélicos en estados como Colorado, como lo hizo en 2008?

3. ¿Crecerá el grupo "no religioso"?

Los estadounidenses sin religión son el grupo ‘religioso’ que crece más rápido. Según una encuesta del centro Pew, dichos votantes representan el 20% de la población. Más de seis de cada 10 de estos electores son demócratas.

Debido a que representaron el 12% del electorado en 2008, son una parte importante de la base demócrata. ¿Ahora serán más importantes?

4. ¿La tendencia demócrata entre los votantes judíos está tan sólida como en el pasado?

Obama ganó un sorprendente 78% de los votantes judíos en 2008, una proporción impresionante. Pero los republicanos han hecho una jugada importante para atraer estos votos, al destacar que el presidente no ha dado apoyo suficiente al gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

El voto judío representa apenas dos por ciento del electorado nacional, pero los números son mayores en estados indecisos como Florida y Pennsylvania.

5. ¿Los negros que van a la iglesia serán tan leales con Obama como la vez pasada?

Las encuestas recientes muestran que el presidente disfruta de un 90% de apoyo entre los estadounidenses negros. Pero muchos pastores negros han criticado al mandatario por respaldar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

6. Quiénes van a la iglesia, ¿qué rumbo tomarán?

El gran número de estadounidenses que asiste a la iglesia destaca a este país entre las naciones industrializadas. Al menos cuatro de cada 10 votantes acude a algún templo al menos una vez a la semana.

El presidente George W. Bush ganó el 60% de esos votantes en 2004, uno de los ejes de su victoria, y la incursión de Obama entre esos electores lo ayudaron a ganar estados que tradicionalmente se llevaban los republicanos, como Indiana y Carolina del Norte.

La fórmula Romney/Ryan ha cortejado a este sector, diciendo que la Casa Blanca ha atacado la libertad religiosa y los valores estadounidenses.

La batalla del presidente ha sido más sutil. Su equipo de campaña difundió un video que muestra al presidente hablando sobre su fe en un fin de semana. Se espera que los republicanos ganen este grupo demográfico, pero el tamaño de su victoria determinará si ellos tomarán la Casa Blanca.