(CNN) — Podría ser la imagen más compartida de la red social en la historia.

La campaña del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, publicó una fotografía de él abrazando a su esposa, la primera dama Michelle Obama, en Facebook y Twitter la tarde de este martes, momentos después de que CNN y otros medios de noticias proyectaron que había ganado la reelección sobre el candidato republicano Mitt Romney. El mensaje que la acompañaba simplemente decía: “Cuatro años más”.

El presidente había tuiteado un mensaje de agradecimiento a sus partidarios desde su misma cuenta momentos antes. Pero fue la imagen lo que capturó la atención del mundo.

La mañana de este miércoles la fotografía había sido retuiteada más de 675.000 veces, según Twitter, superando un tuit anterior de la estrella de pop Justin Bieber y haciéndolo el mensaje más popular en la breve historia de Twitter.

También fue compartida más de 400.000 veces y recibió 3,3 millones de 'Me gusta' en Facebook, rompiendo el récord anterior de la fotografía de la boda de Mark Zuckerberg publicada en mayo.

La imagen muestra al presidente de Estados Unidos y a la primera dama dándose un gran abrazo, enmarcados por el cielo nublado. Michelle Obama viste un vestido sin mangas y él tiene arremangada la camisa, los ojos cerrados y una sonrisa en su rostro. La imagen fue tomada el 15 de agosto en un mitin en Dubuque, Iowa, Estados Unidos, durante una gira en autobús que duró tres días.

Más de 160,000 lectores intervinieron en la publicación de Obama en Facebook. Entre las felicitaciones y publicaciones de los molestos partidarios de Romney, también hubo alabanzas a la fotografía.

“¡¡¡Son una pareja absolutamente hermosa!!! ¡Tan enamorados!”, decía un comentario.

Las publicaciones reafirmaron la preeminencia de las redes sociales como plataformas cruciales de comunicación en la carrera presidencial de 2012. La campaña de Obama reconoció su victoria en Twitter y Facebook y envió un correo electrónico a sus partidarios antes de dar su discurso de victoria la madrugada de este miércoles en Chicago, Estados Unidos.

La campaña de Obama no reveló quién tomó la fotografía, aunque es casi idéntica a las que tomó Jim Watson, quien cubrió el evento de la campaña para Agence France-Presse.