Los puertorriqueños votan a favor de ser estado por primera vez
Los votantes rechazaron la situación actual como protectorado de Estados Unidos.
7 noviembre 2012
10:48 PM ET

Los puertorriqueños votan a favor de ser estado por primera vez

Por Mariano Castillo

(CNN) — Durante un día de elecciones eclipsado, los puertorriqueños votaron a favor de la condición de estado en un referéndum no vinculante, primera vez que esta iniciativa obtiene el apoyo de la mayoría.

Los puertorriqueños expresaron sus deseos en dos partes: primero, por un margen de 54 contra 46%, los votantes rechazaron la situación actual como protectorado de Estados Unidos. En una pregunta aparte, el 61% eligió la condición de estado como alternativa, en comparación con el 33% que votó por la “soberanía libre asociada” semiautónoma, y el 6% que votó por la independencia total.

Los factores que contribuyeron a que se apoyara la condición de estado fueron la crisis económica y la reducción de la población, a diferencia de los referendos fallidos de 1967, 1993 y 1998, dijo el secretario de Estado de Puerto Rico, Kenneth McClintock.

“Creo que la gente se acaba de dar cuenta de que la relación actual simplemente no genera la cantidad de empleos que necesitamos”, dijo. El éxodo de los residentes de la isla ha alcanzado una estadística desconcertante: el 58% de los puertorriqueños vive en Estados Unidos continental, dijo McClintock. “Cuando tu situación política ahuyenta a la mitad de la población, es momento de rechazarla”, dijo.

Sin embargo, algunos analistas dicen que las opiniones acerca de la situación de estado no han cambiado a pesar de los resultados del martes.

Jorge Benítez, politólogo de la Universidad Río Piedras de Puerto Rico, dijo que la preferencia de muchos de los votantes es tomar en consideración un reporte del gobierno de Obama que presenta varias opciones no coloniales antes de elegir un estatus alternativo. Esta opción, que es respaldada por el partido que ganó la gubernatura, no apareció en las boletas.

“No se puede decir que el respaldo a la situación de estado no ha aumentado; ha aumentado”, dijo Benítez. “Sin embargo, lo único que se puede descifrar con certeza a partir del voto es que la gente de Puerto Rico quiere cambiar el estatus actual. No está claro qué cambio queremos, pero queremos un cambio”, dijo. El resultado del referéndum fue criticado en otros frentes.

Hay algunos votantes que prefieren el estatus actual, pero que no estaban de acuerdo con la forma en la que se definió en las boletas, con lo que se incrementó el número de votos que se oponen al status quo, dijo Luis Agrait, profesor de Historia en la Universidad de Puerto Rico.

En segundo lugar, una gran cantidad de boletas, un tercio de todos los votos emitidos, se dejaron en blanco en la pregunta sobre el estatus alterno preferido. Si asumimos que esos votos en blanco son en contra de la situación de estado, el verdadero resultado de la opción de estado sería menor al 50%, argumenta Agrait.

Sin embargo, McClintock explica los votos en blanco al decir que quienes votaron por mantener el estatus actual habrían dejado en blanco la pregunta de las alternativas.

El referéndum es no vinculante, pero obliga a los legisladores de Washington a actuar, dijo. “La gente está retirando su consentimiento para ser gobernados de la forma en la que son gobernados”, dijo McClintock, e hizo referencia a la Declaración de Independencia de Estados Unidos, en la que se establece que el poder del gobierno nace del consentimiento de los gobernados.

“El Congreso deberá abordar este tema y tendrán que poner atención”, dijo. Los casi cuatro millones de habitantes de Puerto Rico son ciudadanos estadounidenses, pero no pudieron elegir al presidente, aunque los casi cinco millones de puertorriqueños que viven en los 50 estados de la Unión Americana tienen derecho absoluto al voto.

El territorio jugó un papel importante en las primarias republicanas de este año, cuando los candidatos Mitt Romney y Rick Santorum visitaron la isla, buscando el apoyo de sus delegados para las elecciones primarias.

Santorum, exsenador por Pennsylvania, creó una pequeña tormenta política en la isla cuando dijo que el inglés debería ser el idioma principal en Puerto Rico antes de poder obtener la calidad de estado.

Romney dijo que no habría “condiciones” al idioma para que Puerto Rico pudiera ganar la condición de estado, aunque en un debate de CNN, dijo que el inglés debería ser el idioma oficial del país.

El presidente Obama realizó una visita oficial a Puerto Rico el año pasado, la primera visita presidencial oficial a la isla en 50 años.